EMPRESAS | 14-07-2019 14:14

El negocio logístico apuesta por la exportación y el comercio electrónico

Los dos rubros que impulsan la actividad frente a la recesión del mercado interno. Los planes de Gefco, Tasa y Exo.

Si miramos el lado positivo de la actualidad de la logística, el auge del e-commerce se presenta como una gran posibilidad, pues demanda cada vez más servicios de última milla y exige a las empresas prepararse para responder en fechas especiales, como el Black Friday o el Hot Sale, en las que los consumidores no renuncian a su deseo de recibir el pedido en menos de 24 horas. Otro punto a favor de esta industria es el creciente uso de la Internet de las Cosas (IOT, según sus siglas en inglés), que les permite mejorar el seguimiento de los traslados, incluyendo el bienestar de la carga (especialmente las que requieren cuidados por su fragilidad o cadena de frío). En este punto, las compañías se encuentran actualizando sus equipos para estar a la altura de lo que la transformación digital marca. Hasta acá, lo que hace que los empresarios miren con buenos ojos el futuro, pero existe una contracara.

Carlos Musante, director técnico de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), se anima a afirmar que existe un aspecto que “no es tan color de rosa". "En los últimos años, la macroeconomía ha impactado en el desarrollo del sector, produciendo un estancamiento. El fuerte aumento del valor del combustible en 2018 y 2019, sobre una estructura de servicios en que 95% de las cargas va por automotores, tuvo una influencia negativa en la relación costo/precios. Si sumamos la caída del consumo, se prepara un cóctel explosivo con costos improductivos por capacidades ociosas en las operaciones que, a su vez, son costos fijos difíciles de bajar cuando el mercado demanda altos niveles de servicio”.

Otro factor determinante, según voces del sector, es el alto costo impositivo y financiero que afecta a la actividad y que, junto a otros costos adicionales, han subido por efecto de la devaluación y la inflación. También se debate sobre cómo aumentar la productividad del transporte, pues va perdiendo efectividad “debido a factores exógenos como el tráfico, piquetes y restricciones varias, por lo que un desafío que se debe afrontar es generar nuevos sistemas de abastecimiento para las grandes ciudades”, explican desde la rusa GEFCO.

Pese a todo, GEFCO, con nueve oficinas en el país, se mantiene optimista: "Las expectativas son más que alentadoras en 2019. Esperamos terminar el año con ventas superiores a 2018. Obviamente, en términos de nuestra economía y en términos logísticos, buscamos la recuperación del mercado externo, principalmente de Brasil. Eso será fundamental. A pesar de los cambios en la economía, hacemos lo posible para mantener la calidad de nuestros servicios y, por este motivo, protegemos a nuestros clientes y mantenemos la competitividad del sector".

La clave, las inversiones. En la argentina TASA Logística está enfocado en tres estrategias: continuar implementando innovaciones tecnológicas para dar soluciones más eficientes a sus clientes, profundizar la logística para el e-commerce y avanzar en su expansión regional (también opera en Chile y Paraguay). Para todo esto la organización que preside Santiago Ader viene desarrollando un plan de inversiones. “Hemos adquirido camiones bitrenes de última tecnología, equipamiento de última generación para las operaciones de warehousing y renovamos todo nuestro sistema de gestión de transporte TMS (transport management system)" describe Facundo Casillas, director comercial de TASA Logística. "A nivel infraestructura, invertimos en centros logísticos de última generación, de 40.000 metros cuadrados en la Argentina y de 17.000 en Paraguay, ambos con certificación LEED, pues apuntamos al cuidado del medioambiente y mejoramos los índices de productividad de nuestras operaciones."

Otra empresa que se mueve fuerte en el sector es Exo Logística, y así lo deja en claro Lucas Carbone, su gerente comercial: “Nuestro grupo, International Trade Logistics (ITL), es líder en la integración de servicios logísticos, portuarios y de warehousing, y en este marco apuesta a la inversión en negocios con vistas a largo plazo, ofreciendo soluciones que permiten adaptarse a cualquier volumen y garantizar la cadena de suministros con un solo interlocutor”.

A esto hay que agregar que, dentro de los planes del holding de Singapur, está la construcción de nuevas mezzaninas, una solución de infraestructura dedicada a la preparación de múltiples pedidos, es decir, procesar una gran cantidad de ítems y un micropicking intensivo. “Buscamos ampliar las instalaciones ya existentes, nuestro parque logístico Zárate, implementar nuevos procesos y softwares de gestión de transporte y de warehousing y la puesta en marcha de un nuevo parque logístico ubicado en Avellaneda, sobre la traza de la autopista Buenos Aires-La Plata, con ruta de comunicación interna a Exolgan, la terminal de contenedores del grupo”, agrega Carbone.

Finalmente, desde CEDOL resaltan la importancia de aunar esfuerzos entre las empresas y el Estado “para crear políticas de fiscalización y control, con reglas claras y competitivas que faciliten la inversión privada". "También para disminuir la inflación de costos operativos, aunque ya quedó demostrado que la mayoría son costos que se inician fuera del circulo de influencia del sector”, concluye Musante.

por Marysol Antón

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario