POLíTICA | 14-10-2019 00:46

El debate de Alberto Fernández: Macri mentiroso, “no entiende” y guiños a Lavagna

El candidato del Frente de Todos fustigó al presidente durante toda la presentación. Dijo que "sus amigos fugaron 30 mil millones de dólares". Destacó las intervenciones del candidato de Consenso Federal.

Alberto Fernández comenzó el debate con los tapones de punta. En sus primeros 45 segundos, en los que debía presentarse, prefirió usarlos para criticar dos cosas: primero cuestionó de forma indirecta el poco tiempo del debate. Dijo que tenía “sólo 13 minutos para contar” todo lo que quería hacer como presidente. El segundo objetivo de su presentación fue Mauricio Macri, de quien dijo que cuatro años antes, en el anterior debate presidencial había mentido. “hubo alguien que mintió y es el presidente. Y hubo otro que dijo la verdad y en cambio está sentado en primera fila”, en referencia a Daniel Scioli, ex candidato a presidente en 2015.

En estos primeros segundos se pudo anticipar cómo sería el resto del debate. En casi todas sus exposiciones, Fernández repitió en varias oportunidades que  Macri mentía y no entendía de lo que hablaba o lo que hacía como presidente.

(Te puede interesar: Alberto, preocupado por el efecto debate en los mercados)

Durante el debate tuvo dos momentos en los que destacó las intervenciones de su contrincante Roberto Lavagna. Primero lo hizo cuando Lavagna habló sobre que más del 50% de los jóvenes y niños son pobres en Argentina. Luego lo hizo cuando el candidato de Consenso Federal habló sobre Ciencia. “El presupuesto en ciencia y tecnología, como bien dijo Roberto Lavagna, cayó un 43%”, destacó Fernández.  ¿Simple coincidencia o intentos de acercamiento?

El resto de la noche casi no se dirigió al resto de los candidatos, excepto en el momento en el bloque sobre Derechos Humanos, cuando fustigó a José Luis Espert y a Juan José Gómez Centurión. “Acá parece que hay gente que piensa que los Derechos Humanos son un curro y otros que piensan que el genocidio no existió”, criticó.

(Te puede interesar: Confianza y optimismo en el entorno de José Luis Espert tras el debate)

El primer tema para exponer fue relaciones internacionales, en el que también aprovechó para criticar, sin nombrarlo, a Mauricio Macri. Dijo que ser parte de la globalización no implicaba “resignarse ni estar de rodillas”, sino que se podía “discutir dignamente y preservar os derechos de Argentina”. En relación a esas discusiones y negociaciones, Fernández destacó que era importante reforzar los bloques regionales para entablar diálogos con el resto del mundo desde una posición más robusta, y puso como ejemplo el acuerdo con la Unión Europea, el que también cuestionó y destacó que otros países como Francia y Austria están rechazándolo en sus parlamentos. Sobre este punto dijo que el Gobierno “nunca mostró la letra chica”, en referencia a los detalles del acuerdo.

Por último, criticó acuerdos comerciales entre el Gobierno de Macri y el Reino Unido en relación a las Islas Malvinas. Y agregó que, de ser elegido presidente, iba a reflotar la negociación por la soberanía sobre Malvinas.

Cuando le tocó ampliar sobre temas internacionales, apuntó directo contra Macri. “Las relaciones internacionales no es sacarse fotos con los presidentes. Pasaron 7 semestres y no entró ninguna inversión de esos presidentes”, cuestionó.

(Te puede interesar: El balance de Lavagna tras el debate: mucha economía y mal manejo en cámara)

Sobre Venezuela dijo que cree que el país caribeño “tiene problemas”, pero que no considera que tenga que tener intervención extranjera y le advirtió a Macri que no quiere “ningún soldado argentino en Venezuela”, en referencia a una posible colaboración de Macri a una intervención militar de Estados Unidos.

Durante el momento para hablar sobre economía y finanzas, los dardos también fueron para el presidente. “Macri nunca entendió cómo funcionaba esto. Creyó que para frenar la inflación había que frenar el consumo. Impidió a los bancos dar créditos y entonces le sacó a los jubilados y los que trabajan plata de los bolsillos. La Argentina es un país que consume el 70% de lo que produce. Y cuando uno afecta el consumo, afecta la producción y cuando afecta la producción, afecta el desempleo. Y cuando afecta el desempleo, genera pobres”, describió.

Luego usó parte de su tiempo para hablar de deuda y dólares. “Tenía que resolver el problema fiscal y comenzó a endeudarse. Construyó una deuda increíble, la deuda externa era el 38% del producto bruto y ahora el 100%”, afirmó y luego agregó: “Lo primero que tenemos que hacer es volver a generar consumo, para que la economía vuelva a funcionar y ayudar a que las exportaciones crezcan para generar dólares. Dólares para pagar la deuda y para comprar insumos para seguir produciendo. Propongo que nos sentemos en una mesa, industriales, campo, los que trabajan y el Estado y entre todos diseñemos que país construir”.

(Te puede interesar: El esfuerzo de Nicolás del Caño por despegarse de la grieta: críticas para Macri y Fernández)

En sus últimos segundos volvió a fustigar al presidente. “No se en qué país vive Macri. Por ahí no se enteró, pero de los 39 mil millones que nos dio el fondo, se fugaron 30 mil, que no están en puentes, ni vivienda. Se los fugaron sus amigos”, remató.

En el bloque sobre Derechos Humanos, diversidad y géneros, empezó por los juicios a los militares. “Nosotros para investigar el pasado dejamos todo ese tema en mano de los jueces. Los jueces fueron los que dirimieron cuál fue la realidad. Y decidieron cargar las responsabilidades que en cada caso correspondieron a los culpables”, afirmó.

Luego apuntó su discurso hacia el colectivo femenino. “De todas las demandas que han aparecido en los últimos tiempos sin duda el colectivo feminista, que irrumpió ante nosotros de un modo increíble, es el que más debe llamar nuestra atención. Millones de mujeres que pusieron sobre la mesa no solo la violencia de género, sino también la desigualdad que padecen. Las mujeres jóvenes duplican en términos de desempleo al promedio de desempleo general que tiene el país. Necesitamos cambiar las leyes. Presidente, si a usted le preocupa la igualdad de género, ocúpese de que el presupuesto se ejecute adecuadamente, porque hasta acá solo ejecutaron el 10% de ese presupuesto. Yo voy a resolver esto. Vamos a crear el Ministerio de la Mujer, de Igualdad y de la Diversidad”, sostuvo.

Luego durante los segundos restantes para ampliar conceptos se refirió al aborto. “En la Argentina los abortos ocurren. Seguir castigándolo es criminalizar la conducta y hacer que todo se vuelva clandestino. Hay que tender a la legalización, porque con la legalización le vamos a dar oportunidad a las mujeres pobres que hagan su aborto en condiciones de asepsia como hacen las ricas en los grandes sanatorios. Terminemos con la hipocresía”, concluyó.

Por último, dio un gesto que también está relacionado a la economía. “Quiero decirles que no me preocupa tanto el gasto público cuando se trata de ampliar derechos. Cada vez que la argentina amplió derechos, hizo una mejor sociedad. Yo voy a hacer eso”, anunció.

Cuando llegó el bloque de Educación y Salud, volvieron las críticas a Macri. “Si hay dos cosas que no atendió el gobierno de Macri son la salud y la educación. La salud no solo dejó de ser un ministerio, los hospitales y las vacunas entraron en crisis. Volvieron a asomar enfermedades que creíamos desaparecidas. Así como a Macri no le interesa la salud pública, tampoco le interesa la educación pública, claro, él piensa que hay gente que tiene la desgracia de caer en la educación pública. Tiene una gobernadora –en referencia a María Eugenia Vidal– que piensa que las universidades del interior del país, no tienen sentido porque los pobres no llegan a la universidad”, recordó.

“Como me gustaría que estos liberales hubieran aprendido de (Juan Bautista) Alberdi y de (Domingo Faustino) Sarmiento y hubieran entendido de la importancia de la educación pública”, dijo y agregó: “Explíqueme señor presidente por qué trató tan mal al Conicet, a nuestros científicos y a nuestros investigadores. Eso no va a pasar más, porque yo sé que en la educación está el futuro”.

En el último tramo de este bloque Fernández le tiró a Macri por la cabeza algunos números del presupuesto. Y fue aquí uno de los momentos en los que elogió a Lavagna. “El presupuesto educativo desde el 2015 a hoy cayó un 40%. Y el presupuesto en ciencia en tecnología, como bien dijo Roberto Lavagna, cayó un 43%”.

Cuando Macri tomó la palabra por última vez en este bloque que incluía Salud, quiso destacar el trabajo del PAMI y afirmó que los jubilados “tienen las recetas en los celulares”. Fernández, quien tuvo su turno enseguida, retomó los dichos del presidente y respondió: “Los abuelos no tienen celulares, no pueden pagarlos. Hablemos en serio. Si le preocupa la salud, le cuento que el presupuesto en su gestión cayó un 23%. Usted no lo entiende porque sus privilegios son otros. Por eso los intereses de la deuda aumentaron en su tiempo un 70%. Para los usureros todo, para la salud de la gente nada”.

En su última intervención, Fernández le recriminó a Macri que el riesgo país había superado los 2000 puntos. "Otra vez nos endeudaron, otra vez cerraron empresas y dejaron a la gente sin trabajo, empujaron a la clase media a la pobreza. Es lo que hacen cada vez que llegan al poder y después nos quieren hacer creer que los argentinos cada 10 años chocamos con la misma piedra. La piedra son ellos”.

por Rodis Recalt

Galería de imágenes

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario