Monday 17 de June, 2024

SOCIEDAD | 04-06-2024 11:41

Un videojuego polémico: Malvinas game

Es el primero en abordar esta guerra como temática. Opiniones a favor y en contra.

Si bien es incipiente en comparación con otros países, la industria de los videojuegos comienza a crecer en Argentina y ya hay varios títulos creados en el país que se comercializan afuera. En ese contexto, se está llevando adelante una propuesta ambiciosa: “Malvinas: la última carta”, un juego que recrea el conflcito armado de 1982 y que será el primero en abordar esta guerra como temática principal.

Creado por el estudio “El Burro”, el juego cuenta con un pormenorizado abordaje de los detalles históricos y hasta se incluyó la geografía del lugar y los uniformes de los combatientes, para crear una experiencia inmersiva y fiel a la realidad de la época. Pero si bien el desarrollo del juego surgió de una convención en la que se proponían diversas temáticas para videojuegos y contó con un amplio apoyo de los participantes, tras el anuncio se produjo una grieta entre quienes lo ven como un homenaje a los soldados que pelearon en la guerra y otros que piensan que es una afrenta a los ex combatientes y a los caídos en las islas.
Polémica. “Malvinas: la última carta” centra su historia en un soldado de 18 años, último sobreviviente de su batallón, que debe proteger, hasta el final de la guerra, las últimas cartas que sus compañeros caídos escribieron a sus familias. Así, los jugadores se pondrán en la piel de este personaje para desarrollar la aventura. Al igual que cualquier otro videojuego actual, una vez finalizada su etapa de producción estará disponible para su compra y descarga en la plataforma “Steam”, donde incluso se podrá ir probando el avance del juego en versiones demo.
Pero, más allá de lo comercial, el primer juego creado a partir de esta temática ha llevado a que se alcen voces a favor y en contra. “Realizamos una etapa de investigación donde hicimos entrevistas a veteranos, registramos 12 horas de material grabado propio más otras entrevistas disponibles en internet y, en base a eso, se fue armando la historia”, explicó Hernán Patané, director del proyecto. El director también afirma que tenían pruritos sobre utilizar la guerra para un videojuego, pero que fueron varios de los ex combatientes entrevistados quienes les dijeron que “la idea es que se hable de Malvinas”, por lo cual siguieron adelante. El veterano Rodolfo Carrizo fue uno de los que apoyó el proyecto como una “nueva forma de comunicar la historia” al llevar la temática a un público más joven.
Otros, como el presidente del Centro y Museo de Ex Combatientes en Malvinas, Carlos Tartaglia, mostraron otro parecer: “Por respeto a los 649 soldados argentinos caídos, no creo que sea adecuado hacer un videojuego de una guerra. También pienso en los familiares de los caídos, que podrían sentirse ofendidos al ver que una experiencia tan dolorosa se convierte en entretenimiento”, dijo.
En redes, la grieta fue similar. Mientras muchos mostraron su enojo porque se aborde una temática tan sensible, otros celebraron el hecho de que un producto de industria nacional rinda tributo a los héroes de Malvinas.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcos Teijeiro

Marcos Teijeiro

Periodista de Información General.

Comentarios