Monday 22 de July, 2024

SOCIEDAD | 02-07-2024 08:25

Marcelo Tinelli en su peor momento

La trama tras el fracaso de su nuevo programa y las burlas por su atrevido look. El enojo de Vila y su futuro en América TV.

Marcelo Tinelli vive su peor momento televisivo. Y no solo porque le haya ido mal en su último programa "Primos de América", el cual duró solamente dos emisiones por América TV y generó la indignación del mismísimo dueño del canal Daniel Vila; sino también porque, en su afán de recuperar el rating perdido, gastó su ancho de espadas, Lionel Messi, y por lo visto ya no le queda nada nuevo por mostrar. El muy bajo rating que logró con el capitán de la Selección argentina y los incómodos baches que se generaron en la entrevista le dieron un baño de realidad al conductor: su carisma ya no entusiasma, no genera sorpresa y hasta se ve arrollado por la competencia.

La crisis de Tinelli comenzó una vez finalizado el segundo envío del programa junto a su primo Luciano "El Tirri", que salió al aire el miércoles 19 a las 10 de la noche. Con la anémica cifra de 1,6 puntos de rating -y un piso de 0,9-, el propio Vila llamó al canal para pedir que no saliera más. A su lado explican en off: “No entendía cómo, con esa calidad de imagen, el departamento técnico del canal permitió o, en todo caso, no consultó antes si podía salir al aire. Incluso con la gravedad de no tener una mínima acreditación para entrar al estadio”. Pero la ira del pope máximo no terminó ahí. Desde el mismo canal aseguran “que lo más ofensivo y provocador fue que haya comido alevosamente ostras en el programa”, cuando en el canal hay ola de retiros voluntarios obligados y todos temen por su continuidad laboral. “Solo alguien como Tinelli tiene margen para continuar en su cargo después del paso en falso que dio, cualquier otro empleado hubiese sido echado inmediatamente”, reconocen desde el Grupo América.

Enemigos íntimos. Vila y Tinelli ya no se pueden ver. Pero el segundo cuenta con varios puntos a su favor, uno de ellos es que su indemnización sería impagable hoy en día. Otra cuestión era la ya asegurada presencia de Messi, la cual estaba pautada para iniciar su ciclo de programas desde Estados Unidos cubriendo la Copa América que disputa actualmente el equipo dirigido por Lionel Scaloni. La idea era subirse a la Scaloneta y revertir su mala imagen desde que llegó a la señal, no solo con el público sino con los mismos empleados que viven horas de angustia por la situación actual del medio. Un histórico directivo del canal explica: “Por acá hace mucho que no viene. Tiene una oficina enorme que da a la calle, plagada con sus Martín Fierro, pero va a la otra que tiene en Humboldt entre Gorriti y Cabrera. Su conducta en definitiva se condice con su caída en picada como productor y empresario”.

Todo comenzó por varios errores no forzados. El definitivo fue una promoción anticipada del encuentro Tinelli-Messi que le terminó jugando en contra. En términos lúdicos, mostró las cartas antes de tiempo. Los anuncios rezaban: “Dos figuras que generan pasiones, juntos en una charla inolvidable. Preparate para ver el encuentro del mejor jugador del mundo... con el peor de Bolívar”. Y mientras los programas satélites hacían alarde del “mano a mano del siglo”, Telefe, su máximo competidor, iba midiendo cuándo poner la gala de eliminación de su tanque “Gran Hermano”, con el cual viene dominando en rating desde noviembre del año pasado. Aquí Tinelli volvió a errarle a la ecuación, suponiendo que Messi le ganaría en interés a una "Furia" en placa, con un pie más afuera de la casa que adentro. Pero el pronóstico falló y el rating le dio la espalda al otrora rey de la TV.

Dia D. El duelo por la audiencia comenzó la noche del martes 18 de junio, cuando con un Tinelli de look inédito -con pelo rosado, cara retocada y cuerpo tatuado casi por completo- visitó al campeón del mundo bajo un formato que ya había hecho hacía poco tiempo Migue Granado para su plataforma de streaming. En paralelo, Telefe puso al aire la contienda entre Martín Ku y Juliana "Furia" Scaglione por mantenerse en la casa. Conclusión: el canal de la familia alcanzó los 21 puntos de rating con la sorpresiva eliminación de su popular participante, mientras el tándem Tinelli-Lionel rozó los 3. Una diferencia de 18 puntos. Abismal para el cartel de Messi y letal para la paciencia de Vila.

La charla con Messi tuvo sus puntos bajos. Desde el mismo riñón de LaFlia, productora encargada del programa, reconocen en off que “la inclusión de 'El Tirri' en la nota fue un error”. Y explican: “El reportaje fue raro, no tuvo vuelo. Marcelo se perdió entre la admiración que siente por el jugador campeón del mundo y el chico que en el 2004 llegaba tímido al estudio de 'Showmatch' y hacía lo que le pedíamos. No lo supo llevar”. Cabe resaltar que, durante el encuentro, Tinelli le preguntó al futbolista qué opinaba sobre su actual look al mejor estilo cantante de trap, mientras le mostraba un tatuaje gigante que se hizo en la pierna con la imagen suya con la Copa.

Una vez finalizado el programa, las redes no tardaron en replicar de manera burlona lo sucedido. Un sinfín de memes emergieron con alusiones sobre lo urticante que había resultado el encuentro, con las respuestas vacuas del "10" de la Selección. Sobre su pelo, Messi respondió: "Es jugado, pero bueno, el rosa se usa mucho ahora. Acá no pasa nada, con el calor pasa. Allá es jodido con el frío". Y sobre el tatuaje reflexionó: "¡Qué locura! Impresionante... Vi mucha gente que hizo locuras de este tipo... Está hermoso". 

Muchos fueron los famosos que salieron a pegarle al ex emperador de la televisión tras sus dos envíos fallidos. Mientras Mario Pergolini, entre risas, emuló el momento en que le mostró su pierna tatuada a un atónito Lionel Messi, Marina Calabró intercambió palabras con Jorge Lanata opinando que “ya no le alcanza con la estelaridad de pararse adelante de la cámara y decir: 'Soy Tinelli'". Pero tal vez quien más acertó con su visión de la situación fue Beto Casella: “El ocaso de Marcelo puede deberse a que los hinchas de San Lorenzo ya no lo ven por lo que hizo en el club, los de Boca porque todavía recuerdan cómo lo escupía a Larry de Clay, las víctimas de la pandemia porque no olvidan el envío de medicamentos a Esquel en un avión sanitario y los de la política porque no les gustó lo de la mesa del hambre”. Entonces, ¿qué público le queda?”.

Si bien oficialmente desde América TV confirmaron que el programa “Primos de América” tenía previsto solo dos emisiones por una cuestión de derechos que la Conmebol no cedió, lo cierto es que finalizó con pena y odios internos. Desde la mesa chica del Grupo América se lamentan: “Tinelli no es Adrián Suar. No sabe jugar en el banco como un director técnico. Él quiere salir al campo y es lógico por la trayectoria que tiene. Todos sus proyectos lo tienen como protagonista, ya sea con el 'Bailando', que difícilmente pueda volver al aire por sus costos, o con el humor como es su viejo anhelo. Está la posibilidad de hacer en agosto el 'Cantando', pero tal vez lo más sano sea darle espacio a las nuevas caras del medio y aprovechar su experiencia para generar contenidos que interesen”.

 

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios