MUNDO | 09-10-2020 14:25

Batalla entre Estados Unidos y China en el juicio de la ejecutiva de Huawei

La directora financiera del gigante tecnológico, Meng Wanzhou, sigue detenida en Canadá. Washington pide la extradición y Pekín que la dejen en libertad.

La Corte Suprema canadiense está considerando por estas horas si el argumento de que Estados Unidos engañó a los funcionarios canadienses en el caso de la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, tiene suficiente asidero para avanzar a otra audiencia en su caso de extradición.

La detención de la directora financiera del gigante tecnológico se produjo a finales de 2018 en la ciudad de Vancouver, y desde entonces, la hija del fundador de la compañía alega ser víctima de una persecución política dirigida por Washington.

Los abogados defensores de Meng intentaron convencer a la jueza principal de la Corte, Heather Holmes, que el argumento de un "caso armado" debería ser escuchado en su totalidad el próximo año, mientras que la fiscalía general canadiense señala a la defensa por intentar convertir la audiencia de extradición en un largo juicio.

Meng es acusada en los Estados Unidos por fraude y conspiración, cargos que tanto ella como Huawei niegan. Según EE.UU., Meng tergiversó la relación de Huawei con Skycom en una presentación de PowerPoint a HSBC, poniendo al banco en riesgo de violar las sanciones de Estados Unidos contra Irán.

Para abogado defensor Frank Addario, "este no es un caso normal de extradición", debido a la presunta interferencia política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y a su declarada guerra con China. “Estamos diciendo que lo que incluyó Estados Unidos para justificar la detención fue fundamentalmente inexacto”, explicó Addario.

El caso emergió en un momento de creciente tensión comercial entre Estados Unidos y China, donde Washington propició un intenso debate sobre la posibilidad de permitir al gigante de las telecomunicaciones formar parte de las redes de 5G que se están desarrollando en todo el mundo.

Las autoridades chinas detuvieron en presunta represalia a los canadienses Michael Kovrig (ex diplomático canadiense que formaba parte de un grupo de expertos transnacional a favor de la paz) y Michael Spavor (consultor canadiense con relaciones en Corea del Norte) por presunto espionaje. Y Pekín ha impuesto desde entonces restricciones sobre exportaciones canadienses, motivando tensiones diplomáticas. 

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios