Martes 29 de septiembre, 2020

MUNDO | 24-08-2020 10:27

Crisis humanitaria: Sicilia quiere expulsar refugiados por la crecida de casos de Covid

La isla amenazó con llevar a juicio al Gobierno nacional si no respalda la ordenanza. Desde el Ministerio del interior le piden paciencia al gobernador.

El gobernador de Sicilia, Nello Musumeci, ha amenazado este lunes con llevar al Gobierno italiano a los tribunales si no cumple con su ordenanza de proceder a cerrar los centros de acogida de migrantes en la isla, ante la llegada masiva de las últimas semanas y el incremento de contagios de COVID-19.

 

Según Musumeci, en la última noche se han confirmado otros 58 casos positivos en Lampedusa: la isla siciliana que en los últimos años se ha convertido en el principal puerto de entrada de migrantes a Italia, por ser el punto más próximo a las costas africanas. "Lampedusa es una isla abandonada a su suerte", lamentó sobre el aumento exponencial de contagios y la falta de respuesta del gobierno de Giuseppe Conte.

 

"Si los sujetos llamados a actuar conforme a la legítima ordenanza del presidente de la región no lo hacen, entonces solo nos quedará una vía: acudir a los jueces porque nos encontraremos ante una clara omisión en un contexto de epidemia", marcó el mandario de la isla.

 

"Si el Gobierno impugna nuestra ordenanza, haremos valer nuestra razones en las sedes oportunas", añadió el gobernante regional, que se ha mostrado dispuesto a dar unos días más al Ministerio del Interior para ver si acepta cumplir con sus demandas.

 

La ministra Luciana Lamorghese, al frente de Seguridad, aclaró que “la gestión de un fenómeno complejo como el migratorio requiere la colaboración de los distintos niveles de gobierno”, pidiendo paciencia. Y aseguró que el Ministerio del Interior está empeñado "en reducir el impacto de la presión migratoria sobre Sicilia", que llegada desde Túnez. Y recordó que en julio se procedió al traslado hacia otras regiones de Italia de casi 3.500 llegados a las costas sicilianas.

 

Musumeci respondió que esos traslados son insuficientes: en julio llegaron 7.067 migrantes, mientras que en lo que va de agosto ya son más de 3.000, un dato que contrasta con los 1.088 migrantes arribados en julio de 2019 y los 1.268 que lo hicieron en agosto del año pasado.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios