Thursday 29 de February, 2024

MUNDO | 08-12-2023 09:47

Derecha rejuvenecida: el voto sub 35 de Milei a Meloni

El cambio en las preferencias políticas de los sub 35 en Europa y Latinoamérica. Crisis económica y progresismo sin respuestas.

¿Por qué los votantes más jóvenes se inclinan hacia la extrema derecha en algunas partes de Europa? Muchos no son xenófobos, pero sus vidas son precarias, explican los expertos, en medio de crisis de vivienda y atención médica. 

“Voté por Wilders y muchos de mis amigos también lo hicieron. No quiero vivir con mis padres para siempre. Quiero tener mi propia casa y poder mantener a mi familia en el futuro. Wilders promete resolver la crisis inmobiliaria y mejorar nuestra atención sanitaria. Esos son los temas más importantes para mí”, explica Gerald, de 24 años, refiriéndose su voto en las recientes elecciones holandesas, en las que Geert Wilders, el populista de extrema derecha, conmocionó a Europa al retener la mayor cantidad de escaños parlamentarios con el Partido por la Libertad (PVV).

Wilders arrazó en el voto sub 35 años, como lo había hecho en la segunda vuelta presidencial francesa del año pasado Marine Le Pen: obtuvo el 39% de los votos de las personas de entre 18 y 24 años y el 49% de los de entre 25 y 34 años. 

La renovación de la derecha en el mundo.

Y en las elecciones italianas de septiembre del año pasado, Giorgia Meloni y los Hermanos de Italia también fueron la fuerza más votada en ese segmento: 22% entre los menores de 35 años. En todo el continente, la imagen del votante de derecha radical (típicamente blanco, hombre, no graduado y, sobre todo, anciano) está cambiando, y los estudios sugieren que, en varios países, el apoyo a la extrema derecha está creciendo más rápidamente entre los votantes más jóvenes

Crisis

Varios factores pueden explicar el fenómeno. "Realmente deberíamos tener cuidado al asumir una alineación cultural o ideológica entre los votantes jóvenes y la extrema derecha", marca Catherine de Vries, politóloga de la Universidad Bocconi de Italia. “Sabemos que en muchos países los jóvenes están más a favor de la inmigración que los votantes mayores. No se han vuelto xenófobos. Pero sus vidas son más precarias. A menudo se trata de lo que en estas elecciones holandesas se llamó ‘seguridad de los medios de vida’”.

La palabra holandesa para ello es bestaanszekerheid, y se traduce como una existencia con ingresos suficientes y predecibles, un hogar satisfactorio, acceso adecuado a la educación y la atención sanitaria y un colchón de ahorro contra eventualidades inesperadas.

La renovación de la derecha en el mundo.

Cuestiones como la vivienda, las clases superpobladas en las escuelas públicas y los hospitales en dificultades, fueron claves para el voto de los jóvenes a Wilders, que como Donald Trump en Estados Unidos, prometió:  “Los holandeses primero”. “Me frustra que los inmigrantes reciban más ayuda del gobierno que los holandeses, pero no estoy en contra del Islam.  No quiero que cierren las mezquitas. Simplemente creo que necesitamos controlar mejor la inmigración”, apunta Koen, de 19 años, estudiante en Amsterdam. “Todavía vivo con mis padres; no puedo permitirme una habitación en Amsterdam. Tengo que viajar todos los días. Wilders promete dar alojamiento a gente de aquí. No creo que sea extraño el resultado de las elecciones en tal sentido”, agrega.

Países

Sobre estas bases, los analistas políticos advierten que los partidos de extrema derecha son la opción preferida entre los votantes jóvenes en toda Europa. Y la tendencia parece más fuerte en los “tradicionalmente ricos” como Austria, Alemania, Países Bajos, Suecia y Dinamarca, que sufren ahora una crisis económica y de expectativas

“Es una historia diferente en Europa del este y, a menudo, en el sur donde las expectativas eras tradicionalmente otras. Pero lo cierto es que los partidos de extrema derecha atraen mucho apoyo entre los votantes más jóvenes”, refrenda Pawel Zerka, alto miembro de política del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

De todos modos, en Italia que gobierna la derecha. Y en España, a pesar de que Pedro Sánchez y el PSOE lograron un nuevo mandato, la participación del partido ultraconservador español Vox creció fuertemente en el voto sub 35 años: se disparó del 22% en abril de 2019 a un récord del 34%.

La renovación de la derecha en el mundo.

En los Países Bajos, el PVV se convirtió en el partido más grande entre los jóvenes de 18 a 34 años, obteniendo el 17% de sus votos, frente al 7% anterior. En las elecciones de 2022 en Suecia, el 22% de la cohorte de 18 a 21 años votó por los Demócratas Suecos de extrema derecha, frente al 12% en 2018. Y en las elecciones estatales de Sajonia-Anhalt de 2021, en el este de Alemania, el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) obtuvo el primer puesto entre los votantes menores de 30 años.

Perfil

Los votantes jóvenes no han avanzado hacia la derecha en materia de migración, aborto y derechos de las minorías. Y los partidos de extrema derecha los han convencido de que ofrecen una alternativa económica creíble. Además de posicionarse como una opción electoral “cool”, algo que no sucedía en el pasado cuando se inclinaban hacia la izquierda. 

La renovación de la derecha en el mundo.

En parte tiene que ver con la aparición de una nueva lista de líderes. “Ofrecen a los votantes más jóvenes políticos igualmente jóvenes, a menudo carismáticos, personas que hablan su idioma”, agrega Zerka. Es el caso por ejemplo de Jordan Bardella, presidente de la Agrupación Nacional (RN) de Francia, que tenía solo 23 años cuando dirigió la exitosa campaña electoral europea de 2019, y 27 cuando sucedió a Le Pen como líder oficial del partido de extrema derecha en 2022.

Y vale para Sławomir Mentzen, líder de 37 años del partido ultraliberal de extrema derecha Konfederacja (Confederación) de Polonia, tiene 800.000 seguidores en TikTok. O también de Michal Simecka, quien ejerce como vicepresidente del Parlamento Europeo (tiene 39 años) y es fundador del partido socioliberal Eslovaquia Progresista.

La renovación de la derecha en el mundo.

En Latinoamérica es fenómeno se replica. Detrás del salvadoreño Nayib Bukele (42) apareció la figura de Javier Milei, ganando con el voto de los jóvenes y su militancia de redes sociales para inclinar incluso a sus padres a votar contra las fuerzas políticas más tradicionales. De la misma manera que Corina Machado en Venezuela confía en el voto joven para terminar con el chavismo tras un cuarto de siglo. l

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios