Domingo 18 de abril, 2021

TELEVISIóN | 14-01-2021 21:22

Secreto en los Océanos

“Secreto en los Océanos”. Serie documental. Los martes, a las 22, por National Geographic.

***** ¿Qué sucedería si pudiéramos drenar el agua de los océanos y quitar la arena del desierto? Retirar cada gota y cada grano para descubrir lo que ocultan sus hondas profundidades. Sin duda, volveríamos a ver embarcaciones, monumentos o ciudades milenarias, o la maquinaria de las grandes guerras. Desde las maravillas perdidas de Egipto, en el lecho del Nilo, como reconstruir la forma del legendario Faro de Alejandría a partir de múltiples fragmentos de piedra sumergidos; hasta apreciar los acorazados de Gran Bretaña y Alemania, hundidos en 1916, durante la batalla de Jutlandia, en el Mar del Norte. Incluso la búsqueda de los restos del tristemente trágico vuelo 370 de Malaysia Airlines, desaparecido en 2014.

Por lo menos de manera virtual, hoy, todo esto es posible. Gracias al empleo de satélites, escaneo subacuático, radares de profundidad y el uso de imágenes generadas por computadora en tres dimensiones. Es decir, la tecnología más reciente. La cual se reúne en “Secreto en los océanos” (el título en inglés es “Drain the oceans”), serie documental del canal National Geographic que regresó con una nueva y tercera temporada. Compuesta por diez episodios de sesenta minutos de duración, se puede ver desde el pasado 12 de enero, todos los martes, a las 22.

El primero de los capítulos muestra un grupo de arqueólogos e historiadores marítimos que buscan una pieza clave en el tráfico de esclavos del Atlántico. Ni más ni menos que una auténtica fortaleza flotante que durante cuatro siglos transportó a más de doce millones de africanos que fueron vendidos y obligados a trabajar cautivos en el “Nuevo Mundo”. La investigación revela los crueles métodos de los esclavistas, como la técnica usada para mantener inmóviles a las víctimas, y detalles de esos viajes donde las personas perdían la dignidad debido al maltrato que recibían.

Los restantes permitirán descubrir los residuos y los efectos de las pruebas nucleares en el Atolón de Bikini, situado en el Océano Pacífico, así como sorprendentes revelaciones relacionadas con las batallas por la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica que se conservan casi intactos en el fondo de lagos y ríos.

Cabe destacar que podemos disfrutar de esta excelente propuesta gracias a una operación conjunta entre Disney y la National Geographic Society, comprometidas en brindar contenidos científicos, de aventura y exploración de primera línea. Por eso, destina un porcentaje de sus ganancias a financiar trabajos en áreas de la ciencia, la conservación y la educación. Admirable labor e imperdible producción.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios