Martes 2 de marzo, 2021

TELEVISIóN | 19-12-2020 12:23

El show de Graham Norton

Entrevistas. Con Graham Norton e invitados. Los martes, a las 23, por Film&Arts.

*****¿Quién puede reunir, a veces en una misma emisión, a invitados de la talla de Elton John, Meryl Streep, Tom Cruise, Madonna, Will Smith, Julia Roberts o Taylor Swift? Sólo Graham Norton.

El actor y presentador de televisión irlandés, nacido en Dublín, en 1963, conduce “The Graham Norton Show”, en la BBC One, desde 2007. Es un popular talk show o programa británico de entrevistas descontracturadas, transmitido a nivel mundial, y cuyas temporadas completas, con subtítulos en castellano, emite el canal Film&Arts en Latinoamérica.

Originalmente fue ideado para una audiencia nocturna, después del pub, pero cuando los ejecutivos notaron que las cifras del rating se dispararon, y era seguido, particularmente, entre las mujeres, decidieron ubicarlo en horario central.

Con ligeras variantes, definió un estilo propio que se aleja del clásico formato estadounidense de escritorio, sillón, y banda musical al final. Aquí sus famosos invitados se sientan en el mismo cómodo sofá, y charlan con el anfitrión, mientras beben una copa de vino, champagne, whisky o agua, frente a una impaciente platea de 650 personas, que reacciona a cada una de sus hilarantes confesiones, tras las ocurrentes y pícaras preguntas del simpático e inteligente conductor. Tener ese calibre de invitados resulta la más obvia y triunfante característica del envío. No sólo por la jerarquía de congregarlos, si no, sobre todo, de lograr que se despojen del caparazón formal, y asuman esa suerte de responsabilidad de encantar a una celebridad aún más grande. Incluso confesarle a otra que es su fan. El broche final suele ser una canción interpretada en vivo. Sin duda, se genera la atmósfera de un club de comedia, con estrellas relajadas que parecen estar en la comodidad de su hábitat natural.

El conjunto de habilidades de Norton acumula varias artes. Primero, la capacidad de hacer las preguntas correctas, lo cual no significa difíciles. “No soy periodista” confesó una vez. Segundo, manejar la destreza y el tiempo del stand-up. Tercero, su deslumbrante histrionismo. Finalmente, saber cómo lidiar con la audiencia presente.

Como es natural, la pandemia del Covi-19, impuso medidas sanitarias y obligó a ofrecer algo diferente. Ahora la tribuna de espectadores es más pequeña y virtual; mientras los convidados están distribuidos en sillones individuales distanciados, y cuenta con algunos a través de enlaces de video, como Dolly Parton o Mariah Carey.

Norton, lejos de modificar el clima festivo, tomó las restricciones como un desafío que pudo superar de forma admirable. ¡Trate de verlo!

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios