Danza / 8 de junio de 2012

danza

Bella tempestad

“Tempeste”, inspirada en “La Tempestad” de W. Shakespeare. Dirección, coreografía y dramaturgia: P. Márquez. Bailarines actores y marionetas. Música: F. Zurita. C. C. de la Cooperación. Corrientes 1500.

Por

El grupo del Centro de la Cooperación trabajó con empeño y metas que indican deseo de superación. En principio no muestran inquietudes de incorporar el estudio y práctica de la danza contemporánea. Es visible que mal no vendría… pues su rico bagaje habría de incorporarse a sus movimientos y ajustaría mucho mejor el resultado. En realidad, los actuantes son excelentes actores-bailarines, dirigidos por el versátil Pepe Márquez, quien señala el camino a seguir. Aunque no trabaja en soledad: lo secundan especialistas como Azul Borenstein quien, con Melina Repond, se ocupan de las marionetas.

También cuentan las luces, a cargo de Gonzalo Berdes. Fabio Zurita compuso una partitura efectista, con primacía de estruendos, aunque un grupo de marionetas marcha e interviene el sonido de gaitas. Hay ocho actores-bailarines y diversas disciplinas aportantes: el teatro, la danza, las marionetas, los llamados “cuerpos imposibles”…, y la puesta es un capítulo aparte. Se utilizaron materiales de diversas transparencias que al enfrentarse con la luz dan un efecto espectacular que roza lo mágico, pues se transforma convirtiéndose en océano, en ricas vestimentas y hasta en serpentinas: homenaje a Loïe Füller que –entre fines del siglo XIX y comienzos del XX– presentaba resultados parecidos haciendo un culto de la iluminación y de la seda. El giro y el vuelo de esas “serpentinas” llegan al público y lo envuelven.

Mas, para comprender a este grupo artístico hay que verlo. Pepe Márquez ha elegido como base del espectáculo a “La Tempestad” de Shakespeare. Es un seguimiento un tanto libre mientras los actores-bailarines se mueven de acuerdo con el estudio a fondo del movimiento que “los impulsa a transitar por el terreno de lo mágico,” según afirma Azul Borenstein en el programa. Dice asimismo: “Buscamos la belleza del movimiento”. Esta tarea les ha llevado a incorporar pasos y gestualidad del teatro japonés.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *