Ciencia / 15 de Febrero de 2013

vida digital

La red de la envidia

Una sorpresa revelada por investigaciones científicas: para mucha gente, Facebook es una fuente permanente de frustración y angustia.

Por

En su libro de 1930, “La conquista de la felicidad”, el filósofo británico Bertrand Russell describía un sentimiento devastador: “De todas las características de la naturaleza humana, la envidia es la más desafortunada. El envidioso no solo desea la desgracia ajena, también está entregado él mismo a la infelicidad”. Russell veía a la envidia como una emoción universal que, tarde o temprano, surge en cualquiera de nosotros. Aunque falleció en 1970, no lo sorprendería –por el contrario, probablemente le parecería de lo más normal- que internet, el medio de comunicación global que define nuestra época, sea también una herramienta para instigar ese angustiante sentimiento.

No es difícil entender por qué sucede esto. Sólo se puede envidiar aquello que se ve o conoce y la web multiplicó lo que podemos saber acerca de la vida de los otros. Una investigación conjunta realizada por la Universidad Humboldt y la Universidad Técnica de Darmstadt, ambas de Alemania, es el primer intento de medir científicamente la intensidad de esa emoción en internet. La conclusión es terrible: una de cada cinco personas consultadas por los investigadores señaló a Facebook como el punto de origen de sus sensaciones de envidia.

Mil millones de personas, una séptima parte de la población mundial, forma parte de esa red social. Básicamente lo que hacen en ella es subir fotos, contar cosas de su vida o simplemente chusmear. Se sabe por esta investigación, que una parte importante de los usuarios de Facebook mantienen una actitud pasiva. A pesar de que están mucho tiempo conectados, se limitan a seguir lo que postean aquellos amigos que parecen ser más felices y aparentan saber aprovechar mejor la vida. En ese marco, ellos se sienten solos, excluidos de los flujos de actividad, felicidad y compañerismo online de la otra gente. De ese caldo de cultivo surge el abanico de emociones angustiantes que diseccionaron los investigadores alemanes.

Hallazgo. La encuesta, hecha entre 584 usuarios habituales de Facebook,
constató que uno de cada tres se siente frustrado y triste apenas se desconecta de la red. En el ranking elaborado por el estudio, la envidia es el sentimiento que más se asocia con la frustración en Facebook. Tres de cada diez creen que el principal motivo de su disgusto es la sensación de que sus amigos online llevan una vida mejor que la suya. En segundo lugar, alcanzando a un 19% de los entrevistados, está la idea de que sus publicaciones no generan interés. Luego, con un 10%, está la sensación de soledad.
Los investigadores alemanes describen a la envidia, la emoción más frecuente, como “una desagradable mezcla de sentimientos por momentos dolorosos, causados por la comparación con una persona o un grupo que posee algo que queremos”. Explica Hanna Krasnova, una de las autoras de la investigación: “En Facebook se comparten unos 30 mil millones de mensajes por mes y ese escenario sirve como vitrina para el narcisismo y la sobrevaloración de las conquistas personales.

Más información en la edición impresa de la revista.

 

Comentarios de “La red de la envidia”

  1. FACEBOOK NO ES NECESARIO Y HACE PERDER MUCHO TIEMPO CON EL CUAL SE PODRÍAN HACER MUCHAS COSAS ÚTILES Y NECESARIAS.
    ES UNA ENFERMEDAD MÁS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *