Personajes / 27 de Marzo de 2013

Pablo Ramírez: “Está de moda ser joven, una crueldad”

Ovacionado en el BAF Week por su colección plena de colores, habla de exigencias y disfrute, el Papa y el matrimonio igualitario. Fotos.

Color y rigor. Ramírez y algunos diseños coloridos para Muaa.

Extremadamente tímido y serio, siempre de negro riguroso, Pablo Ramírez reserva la sonrisa y el buen humor para la gente de confianza. Tiene un nivel de exigencia altísimo, que lo lleva a la insatisfacción permanente. Cuando partió de Navarro, su pueblo en la provincia de Buenos Aires, su objetivo no era ser conocido. Por eso le cuesta lidiar con su fama. Con veinte años en el mundo de la moda y trece con su propia tienda, en San Telmo, luego de premios y reconocimientos, de participar en las semanas de la moda en Madrid, Medellín, Nueva York, Berlín y Estocolmo, el diseñador que hizo del color negro un emblema confiesa: “Igual siento que todavía estoy en una etapa adolescente respecto de mi trabajo”.

Esta temporada Ramírez sorprendió nuevamente, al asociar su apellido con una firma masiva y de público adolescente. Y mostrando una colección en toda la paleta de colores, desde rosa chicle a azul brillante, tonos cítrico y más. Un desafío del que salió airoso. En pareja hace once años con su socio, Gonzalo Bardillo, espera que su nueva vuelta a la terapia le permita relajarse y disfrutar. Quizás, hasta se anime al matrimonio con el hombre del que no puede prescindir.

Noticias: Este año sorprendió al diseñar una colección para una marca masiva y de público adolescente, como Muaa.

Pablo Ramírez: Fue un desafío entrar en otra escala y meterme con un target que no es el mío. Diseñar una colección de treinta prendas para Muaa, que tiene casi noventa locales en todo el país, fue meterme en otra historia. Lo tomé como cuando me convocan para un vestuario de teatro y lo hice con la libertad que imponía el contexto. Es muy interesante ejercer la libertad dentro de límites.

Noticias: ¿Cómo fue la experiencia?

Ramírez: No sabía qué esperaban de mí, teniendo en cuenta que mi estilo es bastante riguroso y estructurado. Pensé qué podía darle yo a la chica Muaa y no me encapriché en querer hacer lo mismo que hago habitualmente. El resultado fue muy bueno.

Noticias: Su colección fue inspirada en finales de los `50 y principios de los `60. Más perlas y menos rock, según su definición.

Ramírez: Sí, elegí esa época porque surgió la juventud en el escenario social. Ahora todo pasa por los `80, el rock, la tacha, la plataforma, y veo tan pocas opciones en las marcas de adolescentes, que quise hacer una versión más femenina y romántica, jugando con distintos colores, rosa, rojo, verde, azul, además de negro y blanco.

Noticias: La juventud tiene mucho peso en la moda, ¿no?

Ramírez: Desde que la juventud empezó a mandar, todo el mundo empezó a disfrazarse de joven. Y no debe ser así, no en mi colección, al menos. Si uno no es joven no tiene que vestirse como joven. Una mujer no tiene que vestirse como una adolescente. Yo no hago minis y propongo prendas que favorezcan el cuerpo femenino, pero no para que la mujer se vea aniñada: eso es para las niñas.

Noticias: Suele decir que el negro tiene varios significados. Sin embargo, muchos creen que vestirse íntegramente de negro produce mala energía.

Ramírez: Para mí, al contrario. Cuanto más negro, más opaco y más oscuro, vibra más. El color lo reservo para los vestuarios artísticos, para una colección como esta o para mis clientas.

Noticias: Ha dicho que está librando una batalla quijotesca para volver a la elegancia. ¿Cómo le va en esa contienda?

Ramírez: Con mi marca me va bien, pero es una inversión a largo plazo. Tengo clientas que me conocen hace mucho y confían en mi producto. Otras, me asocian con ropa para grandes ocasiones, pero después vienen y descubren que hay prendas que ellas también pueden usar.

Noticias: ¿Y qué significa para usted ser elegante?

Ramírez: La elegancia no es externa, son los libros que leés, las películas que ves, lo que hacés con tu vida. No pasa por el lujo ni por lo económico ni por lo que te pongas. Es una construcción personal y es también lo auténtico. Que seas coherente entre quién sos y la imagen que tenés.

Noticias: También dijo que la comodidad había derrotado a la elegancia. ¿Pero no hay que sentirse cómodo para lucir bien?

Ramírez: Si pensara en la comodidad me quedaría en la cama, no me afeitaría, andaría en pijama. No importa cómo me vea, es tan cómodo andar en ojotas, musculosa, jogging, no maquillarse. Si viera cómo luce, se daría cuenta de que no es tan lindo. En el avión veo gente en calzas y ojotas y me parece innecesario. Tampoco hay que ir con tailleur y taco aguja. Por otro lado, veo mujeres que usan cosas de moda aunque les resulten incómodas. Por ejemplo, esos zuecos de madera gigantescos o esos aros de plumas. También observo una negación de la edad, alguien de espalda parece una chica de 17 y cuando se da vuelta tiene tres veces más. Está de moda ser joven y es una crueldad. Uno puede verse bien, pero no a costa de cualquier cosa.

Fotos: Juan Ferrari y Cedoc. Producción: Esteban Vedia. Agradecemos a Muaa. Maquilló: Fernando Castillo.
Peinó: Leandro Moreno para Estudio Jazmín Calcarami (www.jazmincalcarami.com). Modelos: Pink Models
( www.pinkmodels.com). Accesorios: La Juana Night.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1892 de la revista NOTICIAS.

 

 

Comentarios de “Pablo Ramírez: “Está de moda ser joven, una crueldad””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *