Cultura / 14 de junio de 2013

Bob Gruen (67)

Un viejo amigo de John Lennon

Desde Nueva York, y a días de visitar Buenos Aires, el famoso fotógrafo del rock dialogó con NOTICIAS sobre su relación con el beatle más amado y otras estrellas de la música.

Por

El mismo Lennon pidió a Gruen que fotografiara a su hijo Sean, al poco tiempo de su nacimiento. Según cuenta el fotógrafo, Yoko no estaba tan conforme con la sesión.

El fotógrafo estadounidense Bob Gruen (67) debe ser lo más parecido a un pintor de corte que haya dado el arte de nuestro tiempo. Este hombre de voz ronca ha retratado casi a todos los integrantes de la única monarquía auténtica del siglo XX, la de los caballeros, bufones, princesas y reyes del Rock and Roll.

Gruen le cuenta a NOTICIAS que hoy, con casi setenta años, todavía tiene la costumbre de no dormirse hasta muy tarde. Su carrera ha incluido muchísimas noches que duraban hasta el día siguiente: entre las décadas del sesenta, setenta y ochenta, salió de gira con The Clash, los Sex Pistols y los Ramones. También compartió fiestas y grabaciones de discos con los Rolling Stones, David Bowie, Elton John o Tina Turner, entre otros.
Pero sus fotos más famosas, sin dudas, son las que le hizo a John Lennon durante la década que este vivió en Nueva York: gracias a su amistad con él y Yoko Ono, tuvo acceso a la intimidad del Dakota Building. En esos años hizo dos de las fotos icónicas del músico inglés, la de la remera con la leyenda “New York City” y otra en la que está parado frente a la Estatua de la Libertad. También, una de sus últimas imágenes: un par de días antes de que lo asesinaran, tras pasar toda la noche en un estudio de grabación junto a él y Yoko, fotografió a Lennon mientras salían, justo cuando el chofer le abría la puerta de su limusina.

En su libro “John Lennon. Los años de Nueva York”, una recopilación de anécdotas y fotos de esos años que acaba de publicar Editorial Planeta en la Argentina, Gruen cuenta que ese día, tras hacerle la que sería su última foto, Lennon le dijo: “Espero que hayas sacado una buena foto porque tienes la exclusividad con esta campera”.
Gruen, que esta semana pasará por Buenos Aires para presentar una muestra con 120 fotos de Lennon en el marco del Festival Ciudad Emergente (Centro Cultural Recoleta), también cuenta en su libro el principio de su amistad con el músico. Fue en 1971, en un teatro en el que John y Yoko se presentaron a tocar por sorpresa. Cuando bajaron del escenario, muchos se acercaron a fotografiarlos. Lennon dijo en broma que lo curioso era que ellos nunca veían esas fotos. “Vivo a la vuelta de tu casa, voy a mostrarte las mías”, le contestó Gruen.

Noticias: ¿Esa reacción rápida le abrió las puertas?

Bob Gruen: Eso creo que inició la relación, porque cuando les llevé las fotos no les pedí nada a cambio, se las dejé y me fui. Más tarde, Yoko me dijo que eso los sorprendió porque todos los que se les acercaban les pedían algo.

Noticias: ¿Qué cree que aprendió de su amistad con Lennon?

Gruen: Nunca me preguntaron eso. Creo que aprendí mucho de la vida, de intentar ser libre frente a las dificultades y siempre buscar expresarse a uno mismo.

Noticias: ¿Guarda imágenes que no pudo convertir en fotos?

Gruen: ¿En mi cabeza? Uff, sí. En parte, la clave de trabajar de forma privada con otra gente es saber cuándo bajar la cámara y no entrometerse en la vida de ellos. Una foto que me hubiera gustado sacar fue una noche en que Paul McCartney y Linda cayeron a visitar a John. De hecho, yo fui a abrir la puerta y me encontré con esa gran sorpresa. Estaban contentos de verse, eran dos viejos amigos pasando tiempo juntos. Fue un momento privado que pude compartir, pero no era el momento de sacar fotos, así que solo guardo los recuerdos.

Noticias: ¿Le pidieron alguna vez que no mostrara una foto?

Gruen: Muy pocas veces. Yo siempre les mostraba las que sacaba, les preguntaba si les gustaban y, en general, les gustaban la mayoría.

Para leer la nota completa, adquiera online la edición 1903 de la revista NOTICIAS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *