Cine / 3 de enero de 2014

CINE

El Lobo de Wall Street

(EE.UU.) Biográfica. Dirección: Martin Scorsese. Con Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Matthew McConaughey,
Margot Robbie.

Por

★★★★ Lo que tiene de bueno esta película de Martin Scorsese, que sigue girando obsesivamente alrededor de personajes obsesionados (su tema, después de todo) es que es muy divertida. Por cierto, también es muy larga (por un minuto, el más largo de toda su carrera) y en ocasiones esta historia de un jovencísimo broker que llega a las cimas de la riqueza y el delirio demasiado pronto, gira en falso y parece carecer de síntesis. Pero en esos momentos, Scorsese es el mago que saca de la galera una escena divertida, una tensión inesperada, un personaje que rompe con lo que estamos viendo. Puede ser una chica demasiado linda, un tipo demasiado loco, un joven demasiado inteligente: Scorsese los muestra no como humanos sino como lo que queda de animales (de allí que el nombre le quede muy bien al film) dentro nuestro, ese elemento anárquico y salvaje que está, siempre, dispuesto a clavarle los dientes al cuerpo social. Leonardo Di Caprio comprende muy bien el juego (las palmas, de todos modos, se las lleva Jonah Hill, un genio cómico en las mejores manos) y hace de su protagonista el anti-Virgilio: en lugar de hacernos atravesar el Infierno dantesco, nos obliga a recorrerlo a puro disfrute. ¿Es Scorsese, de todos modos, un moralista? Sí, lo es, pero también sabe –y hacía mucho que no se daba cuenta– que sus valores no son universales. Por eso este retrato amoral lo coloca en su verdadero mundo, aunque haya menos tiros que de costumbre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *