Cine / 24 de enero de 2014

CINE

Escándalo americano

(EE.UU., 2013, 138′) Comedia. Dirección: David O. Russell. Con Christian Bale, Amy Adams, Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Jeremy Renner. Apta para mayores de 13 años.

Por

★★★★1/2 Podría pensarse en un film “scorsesiano”, por la crispación que sufren algunos personajes y porque, después de todo, muestra el “lado B” de la vida criminal. Pero poco tiene que ver más allá de ciertos trucos como la voz en off: “Escándalo…”, la historia de dos estafadores (notables Christian Bale y Amy Adams) obligados por un torpe agente del FBI a trabajar como soplones en otras cosas: es la historia de una familia disfuncional, un panorama sobre las distintas clases de amor y, si anda buscando el costado político del asunto, una reflexión sobre las relaciones enre la política y la corrupción. Curiosamente, el film ni condena a los políticos ni sobreactúa la cuestión “corrupción”, sino que antes de juzgar prefiere entender por qué las personas hacen lo que hacen. El film es dinámico, veloz a pesar de su duración y no carece de emoción genuina. En medio de este paisaje, y más allá de alguna broma como la aparición impensada de Robert De Niro, se incluye ese plus que hace que un buen film se transforme en algo inolvidable. Ese plus se llama Jennifer Lawrence, y recordamos a quienes vean la película que esta señorita tiene apenas 23 años. En las siete u ocho escenas que tiene a lo largo del metraje, provee el elemento que equilibra toda la trama: una chica linda, vivaz, torpe, ridícula a veces, sexy, manipuladora pero, en última instancia –ver su última aparición– tierna y amable. Concentra en sí, pues, todos los adjetivos que le caben a la película. Si gana el Oscar (la actriz, el film), nadie se va a quejar.

 

Comentarios de “Escándalo americano”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *