Personajes / 21 de marzo de 2014

Débora Plager: “A las mujeres nos dan la nota del oso panda”

Periodista y conductora, defiende el lugar de la mujer en los medios.

PREJUICIOS. Su marido es ejecutivo del Grupo Indalo, pero Plager sostiene que no recibe "ningún beneficio ni privilegio".

A lo mejor será porque estudió dos años en la Universidad Internacional de Florida, Estados Unidos, aun antes de recibirse en la carrera de Comunicación Social de la UBA. Tal vez se le pegó en el Nacional de San Isidro, donde hizo su secundaria; o, como decían antes las maestras, le viene de la casa, con papá médico y mamá escritora.

Adquirido o de fábrica, Débora Plager es la mejor exponente tierra adentro del look CNN: distinguida y económica, tan derechita en su silla, sin una mueca de más, el tentempié justo en la sonrisa, el registro mezzo, la dicción clarísima, una embajadora al frente de las noticias.

Débora-Pláger-JF-06 - copia

“Me lo han dicho, puede ser, creo que ya vine con eso. Reconozco que si bien el género del noticiero se fue haciendo más relajado, me gusta respetar ciertas convenciones”, dice la periodista y conductora de “Sensación térmica”, junto a Claudio Rígoli, por C5N, programa que recibió el año pasado un nuevo Martín Fierro del cable al Mejor Noticiero. En América, es la columnista de Oscar González Oro en “Los unos y los otros”, y los sábados a la mañana lidera al muy buen equipo de “Sensación térmica” (sí, igual) en Radio 10.

Noticias: ¿Desde un principio eligió los medios audiovisuales?
Débora Plager: Sí, supongo que fue porque el mundo de la palabra escrita era patrimonio de mi madre, Silvia Plager (N. de R: autora de “La rabina”, “Boleros que matan”, entre muchos otros libros) y también porque se dio de esa manera. Empecé en radio Rivadavia, con Enrique Llamas de Madariaga.

En realidad, empezó “tocando puertas”, como llama a su primera vez: recién regresada de los Estados Unidos con perfecto inglés, consigue trabajo de secretaria para un consignatario de hacienda, Juan Lalor. Entre llamados y encargos, aparecía el oportuno número de radio Rivadavia. El contacto y la entrevista laboral fueron el inicio de la carrera a la que, más tarde, sumó la televisión.

Débora-Pláger-JF-24

 

Un casting para el noticiero matutino, donde quedó como movilera y acreditada en Casa de Gobierno, le abrió las puertas de canal 9, a cargo en ese momento de Daniel Hadad. A quien, además, siguió en su posterior proyecto, el de Radio 10 y C5N, empresas donde ella continúa pero él, hoy cabeza de Infobae.com, se desvinculó en el 2012 cuando las vendió a Cristóbal López.

Mamá de los mellizos Tomás y Maximiliano (12), hijos de su primer matrimonio, y esposa desde abril del 2013 de José Luis Rodríguez Pagano, ejecutivo del Grupo Indalo y padre de dos nenas (12 y 10) de su anterior unión, se reconoce una “idishe mame” organizada: “Desde que combiné maternidad y trabajo conté con la ayuda de la familia y con una señora calificada y confiable en casa. Y si tengo que salir de golpe, como me pasó con la muerte de Hugo Chávez, el huracán Katrina y la liberación de Ingrid Betancourt, soy tan obsesiva, prolija y tengo todo tan ordenado en el placard, que no tardo nada en armar un bolso de viaje”.

Noticias: Si hablamos de estereotipos y discriminaciones, a usted le tocan varias: mujer, linda, rubia, de San Isidro y judía.
Plager: Para las mujeres el camino es más arduo, sin duda, pero no estoy de acuerdo con la victimización sino con la reivindicación del género, con nuestro propio modo de pararnos en nuestro trabajo, el que sea. En la profesión logré imponer mi impronta, aunque es verdad que a las mujeres nos dan la nota tierna, la del oso panda o la mamá que tuvo quintillizos. En cuanto al estereotipo de rubia, me fui relajando con los años, a no sentir que tenia que rendir el doble de examen para demostrar que no soy tonta. Y soy judía, pertenezco a un pueblo –no me gusta hablar de religión– y lo reivindico, es parte de lo que soy. Creo que a partir del atentado a la AMIA cambió la perspectiva de los judíos en la Argentina. Así que cada vez con menos prejuicio y temor, me presento como tal: mujer, madre, periodista y judía.

Noticias: Perfecto. Pero hay algo más: es la mujer del jefe
Plager: Lo conocí trabajando, él dirigía Radio 10 y yo conducía el noticiero antes de empezar nuestra relación. Trato de no pensar que eso me condiciona en el trabajo, pero indudablemente sucede desde el prejuicio del otro. Me condiciona a exigirme aun más, para demostrar que no tengo ningún beneficio ni privilegio, si bien siempre fui muy sarmientina para todo.

Noticias: ¿Cómo considera el actual momento del periodismo?
Plager: Creo que es el peor momento para hacer periodismo desde el retorno de la democracia. No es patrimonio de un solo sector, es una responsabilidad compartida. En esta lucha de poder, binaria y antagónica, muchos periodistas quedamos en el medio. Los que se oponen han cometido el error de utilizar las mismas herramientas que criticaron al Gobierno con respecto a los medios. Detesto que desde un sector se señale con el dedo a los que piensan distinto, los que se arrogan ser periodistas independientes, porque la verdad es que no los hay. No cuestiono a quien quiera comprometerse con determinado proyecto político, si lo hace desde la convicción. Lo que cuestionaría son los intereses de los grupos económicos, no el rol de los periodistas. No me parece que haya que desterrar a nadie por sus opiniones, sería caer en lo mismo que se critica.

¡Lee la entrevista completa suscribiendote a la revista!

 

9 comentarios de “Débora Plager: “A las mujeres nos dan la nota del oso panda””

  1. Que suerte que te fuiste de los unos y los otros así puedo ver el programa.
    Te quedaste en el lugar justo in tra ta bleeesss junto a Silvia F B renegada como vos todo lo ven mal tienen tanto odio que feoooooooooooooo.

  2. Es la campeona del mundo para endemoniar al gobierno, parece inteligente y cuando toma la postura tan critica sin reconocer lo bueno que se ha echo, pierde consistencia los discursos largos y repetitivos que expone…….parece despechada, la rajaron del canal y se le nota una especie de renega social que no la deja ver mas allá……

  3. desagradable en el aspecto, obviamente trepadora del estilo, “nunca un plomero”. Te casas por conveniencia, no vas a opinar por plata? POr favor.Todas las noches a la camita pensando en otro…..la ambicion y la falta de talento son un cocktail explosivo

    1. Que lástima que te ensucias con esta gente corrrupta del gobierno, me siento decepcionado pensé que eras más inteligente, pero bueno así estamos las apariencias engañan no.

      1. Yo la escuché con comentarios a favor y otros en contra del Gobierno y no coincido con ella en muchísimos temas pero me parece muy bien que diga lo que piensa. Y si está de acuerdo con algunas medidas del gobierno no es un pecado. Hoy en día es más fácil opinar en contra.

  4. Aces bien de cuidar el lomo porque de algo tendras que vivir cuando se vayan los K. Trankila en una de esas la próxima nota que te dan, es la del Oso Yogui.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *