Sociedad / 14 de abril de 2014

Corazón partido, la historia clínica de Lanata

Tras una quíntuple angioplastía, que retrasa el trasplante de riñón, volvió a la TV en plena lucha contra el cigarrillo.

Lanata, en su casa, con "Salsa", su bulldog francés. El lunes 7 recibió a NOTICIAS. El sábado habían terminado de colocarle cinco stents.

Jorge Lanata tiene desde hace diez días cinco stents en sus arterias. Son el resultado de sus evaluaciones médicas pretrasplante renal, que mostraron que el periodista tenía una “obstrucción importante” en su carótida izquierda y una enfermedad vascular en las piernas.

lanata-final

 

“Los estudios no invasivos nos indicaban que había que practicarle un cateterismo y lo difícil era decidir por dónde empezar”, explica Oscar Mendiz, jefe del Departamento de Cardiología Intervencionista de la Fundación Favaloro, que está atendiendo a Lanata, junto con Pablo Raffaele, jefe de la Unidad Renal de la misma institución, y Julio Bruetman, su clínico de cabecera de siempre.

“Por eso dividimos el trabajo en dos etapas: una primera que se realizó el primero de abril y que se centró en la carótida interna derecha y en la arteria ilíaca del mismo lado. El 4 de abril nos concentramos en sus coronarias y le realizamos una angioplastía coronaria de dos vasos, la arteria descendente anterior y la arteria circunfleja, y le implantamos tres stens liberadores de droga”, asegura Mendiz.

Noticias: ¿Así que bien?
Lanata: Más tranquilo. Me pusieron los stents antes de que se produjera ninguna reacción. No hizo falta un paro cardíaco para que me los metieran.

Noticias: ¿Descubrieron las obstrucciones arteriales haciéndote estudios previos al trasplante de riñón?
Lanata: Es que con el trasplante te inmunodeprimen y tenés que llegar sano. Cualquier cosita que tengas se va a exagerar. Dentro del montón de análisis que me hicieron estaba este de la circulación. Me habían hecho un eco doppler, pero no es tan exacto. Trabajaron con catéteres con cámaras y fueron viendo cuán tapado estaba. Me dijeron: “Lo hacemos y si encontramos alguna tapada, ahí mismo la arreglamos. ¿Para qué invadirlo dos veces?”. Fue anestesiado y en dos tandas. En una, el martes 1, me pusieron dos. En la otra, el viernes 4, pensaban ponerme otros dos y al final me pusieron tres. Lo bueno: ahora estoy bien. Lo malo: se me atrasa el tiempo del trasplante. Voy a tener que esperar seis meses para que se estabilice todo…

Noticias: Tres de los stents liberan drogas, ¿no?
Lanata: Unos sí y los otros no. Y hay que tomar ese mismo remedio por boca, para que cicatrice bien. Empecé hace diez días. El miércoles me dijeron que la carótida estaba toda tapada y que el cuerpo había hecho una especie de bypass natural. Un delirio. Eso sí me impresionó un poco. Me podría haber muerto hace cinco años o haber quedado tarado sin saber por qué. Tuve suerte.

Noticias: ¿Y de la Favaloro te fuiste a laburar?
Lanata: Las dos veces fui después de la radio. Llegué a las tres de la tarde, me hicieron esto a las cinco, salí del quirófano a las 8, me despertaron, comí, me dormí y al otro día me hicieron diálisis y me fui a hacer el programa del miércoles. No me sentía mal…

Noticias: ¿Te recomendaron que no fueras a la radio?
Lanata: Solo me dijeron que no haga esfuerzos con las piernas, porque te entran por la ilíaca. Si me decían que no fuera, lo respetaba.

Noticias: ¿Te recetaron algo más?
Lanata: Nada. Seguir con la diálisis, la dieta y el resto de remedios que tomo. Los problemas de riñón te producen un desequilibrio químico. Te tienen que dar vitaminas, hierro, calcio para compensar.

Noticias: ¿Para la ansiedad?
Lanata: Nada, ni para dormir. No lo necesito. Si dejás de hablar, me duermo acá. Sigo usando la máscara de aire por la apnea, pero menos desde que empecé a bajar de peso. Sara me hincha las bolas para que la use.

Noticias: Y tenés que dejar sí o sí el cigarrillo.
Lanata: Pasé a fumar de cinco a ocho por día, hoy debo andar por cuatro o cinco y me quedan dos hasta la noche (N de R: es lunes 7, en una hora y media de charla se fumará dos). Hasta anteayer fumaba casi tres atados. Bajé muchísimo. Mi meta es llegar a lo menos posible.