Opinión / 6 de Agosto de 2015

Juana Bignozzi: una grande casi desconocida

Fue una de las más importantes escritoras argentinas que sufrió la maldición de los poetas: ser ignorados por el gran público. Murió a los 78 años.

Por

Si en nuestro país los poetas fueran considerados escritores, Juana Bignozzi hubiera sido una de las más grandes. Sólo Juan Gelman se salvó de esta maldición nacional (no es que no suceda en otros países, pero no de manera tan flagrante) y no es casual que ambos se conocieran en la juventud cuando Juana integraba el grupo “El pan duro”, cercano al Partido Comunista.

Vivió 30 años en España y se ganó la vida como traductora. El año pasado, la editorial Adriana Hidalgo publicó su último libro “Las poetas visitan a Andrea del Sarto”. Antes la misma editorial había compilado su provisoria obra completa. “La ley tu ley”, que contiene dos de sus libros fundamentales: “Mujer de cierto orden” e “Interior con poeta”.

Todo gran escritor inventa un lenguaje. Bignozzi creó un modo directo y en apariencia simple, para hablar de conflictos interiores y políticos. La reflexión sobre el exilio, el lugar del intelectual, la pertinencia social de la poesía forman parte de sus temas.

“Educada para ser/la magnífica militante de base de un partido/que por no leer la historia de mi país/se ha convertido en polvo no enamorado sino muerto/preparada para una eterna carrera de fondo/tengo ante los ojos una pared impenetrable/detrás de la cual sólo hay/otros 50 años de trabajo y espera”. El poema se llama “El sujeto de izquierda”. Pertenece al libro “Interior con poeta” y es sólo una muestra de lo que Bignozzi supo hacer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *