Sociedad / 5 de septiembre de 2015

Actores vs. fiscales, la pantalla que oculta la pelea por el nuevo código

La decisión de dar clases de actuación a los fiscales generó una polémica en Tribunales que, a su vez, esconde las falencias que tendrá la implementación del nuevo Código Procesal Penal.

Por

El actor Pablo Echarri y el fiscal Germán Moldes, contrapunto

Con la novedad de que un grupo de actores, encabezados por Pablo Echarri, daría una capacitación en oratoria a los fiscales de la Nación se disparó una polémica que esconde una cuestión mucho más de fondo: las versiones contrapuestas por la implementación del nuevo Código Procesal Penal de la Nación.

“Antes de que rigiera el nuevo Código hubo un circo similar en el que quisieron ‘enseñarnos a hablar como en las películas’, pero todos se mataron de risa, al igual que ahora”, cuenta un alto funcionario del Ministerio Público Fiscal al recordar la reforma de 1991. Hasta entonces, el sistema que regía constaba de un juzgado que se encargaba de la recolección de las pruebas para luego elevar lo actuado a un juzgado de sentencia, en el que mediante un proceso escrito, se decidía la suerte de los procesados. “Al establecerse los tribunales orales quisieron hacer una cosa similar, como si los abogados no supieran hablar”, agrega este funcionario que, a pesar de la crítica, cree que el problema no pasa por la capacitación en oratoria: “El mundo va hacia mayor oralidad, pero no se puede modificar todo el sistema penal por una mayoría, así no más”.

Las quejas se multiplican entre los fiscales y hasta los jueces empiezan a preocuparse por cómo trabajarán a partir del primero de marzo del 2016. “No existe estructura y ni siquiera hay voluntad, porque manejan estas cosas de modo casi oculto”, protesta un fiscal de instrucción, quien dice que no todos los cursos de capacitación son anunciados a la totalidad de los fiscales y su empleados. De hecho, las jornadas con los actores no aparece disponible entre las ofrecidas en la página del Ministerio Público Fiscal.

El fiscal general Germán Moldes fue aún más allá al afirmar que, la velocidad de implementar el nuevo código “a las apuradas” obedece a “la única finalidad de poner más de los suyos”. Así, retoma una queja que se repitió a lo largo de las ocho horas en las que se debatió el nuevo código en el Congreso de la Nación: se crearán 17 nuevas fiscalías que implican 1.713 nuevos cargos dentro de la Procuración que, además, pasará a tener la potestad de decidir cuáles son los casos que merecen ser investigados y cuáles son “insignificantes”.

Las quejas por las charlas de los actores dejaron al desnudo el clima que se respira en el mundo de los fiscales de cara al nuevo Código y a la capacitación, que desde 1992 estuvo a cargo del fiscal Carlos Ernst, hasta que fue desplazado sin mayores explicaciones a fines de 2014 para ser reemplazado por Javier Teodoro Álvarez. “Es un joven agradable que se encarga de armar cursos todo el tiempo, muchos al pedo, otros no, pero algunos ni siquiera son comunicados”, sostiene otro fiscal que se pregunta, al igual que otros, “qué pueden enseñarnos cuando deberían aprender de nosotros para cuando hacen de fiscales”.

 

6 comentarios de “Actores vs. fiscales, la pantalla que oculta la pelea por el nuevo código”

  1. Ya dejara de ser Santa Cruz, de santa nada mas bien perversa y, la cruz la llevaremos como siempre los jubilados , a quienes los disfruta viendolo desmoronarse humanamente a la espera de un salario digo, ademas :La mujer de la mascara de hierro, lo unico quer le faltaba lo dejo traslucir frente a las urnas, quejandose del maltrato, pobre diabla, merece el cadalso de la mano de Bouduo……..y toda la pleyade que solo sirve para aplaudir…..y se destacan por robar

  2. PRO QUEMA URNAS…..PRO DEFIENDAN A NIEMBRO PORQUE SI ABRE LA BOCA LOS DECUBREN Y NI CLARIN LOS PUEDE DEFENDER……CORRUPTOS CHORROS…Y CAGADORES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *