Opinión / 9 de septiembre de 2015

Estados Unidos: el fin de los políticos intermediarios

Por qué cada vez más empresarios se vuelcan a la carrera presidencial.

Por

Donald Trump

Un fantasma recorre América: el boom de los empresarios en la carrera presidencial. Vicente Fox fue uno de los pioneros, en México. Y en Chile, tuvo su turno Sebastián Piñera. Ninguno de ellos brilló en sus mandatos, pero tampoco terminaron a los cascotazos. El síndrome también llegó a la Argentina, aunque algo devaluado, ya que Scioli y Macri no son tanto empresarios como “hijos de”: en fin, es lo que hay.
Finalmente, el fantasma del management aterrizó en Washington. Siempre hubo escarceos de hombres de negocios en las campañas electorales, pero nunca lograron el protagonismo de hoy. De la mano del políticamente incorrectísimo Donald Trump, y de la mucho más presentable Carly Fiorina, los conservadores instalaron el modelo empresarial como oferta atractiva para los futuros votantes.
¿Qué significa esta moda? Acaso tenga que ver con la crisis (una más en su historia, a no festejar ni alarmarse) que atraviesa el capitalismo, que golpea en el andamiaje institucional de las naciones y su cultura democrática. Siguiendo esa lógica, ciudadanos comunes y magnates convergen en un mismo fastidio contra la democracia delegativa, e impacientes con los intermediarios de este sistema (los políticos de carrera), les piden que den un paso al costado para que los propios dueños del capitalismo se hagan cargo del timón en plena tormenta. ¿Sabrán cómo hacerlo? Quizá se trate de otra ilusión del nuevo milenio, que arranca con el espejismo formidable de las redes sociales como el gran sustituto de toda intermediación tradicional.

* Editor Ejecutivo de NOTICIAS.

Seguí a Silvio en Twitter: @SantamarinaSilv

 

2 comentarios de “Estados Unidos: el fin de los políticos intermediarios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *