Empresas / 3 de Octubre de 2015

Kathryn Myronuk: “Peligran empleos, pero surgen otros”

La célebre tecnóloga de Silicon Valley asegura que los trabajos que se perderán serían los menos calificados, los que nadie quiere hacer.

Por

innovativa

La tecnología es agridulce: facilita procesos y empuja al desempleo a millones. Sucedió con cada revolución industrial, y está volviendo a pasar. Lo que no desaparece es el trabajo de pensar en cómo lograr el mejor balance: eso hace la norteamericana Kathryn Myronuk, directora de Investigación de Singularity University, la casa de estudios de California especializada en innovación.
Noticias: ¿La tecnología hará obsoletos algunos trabajos?
Myronuk: Sí. Sucede todo el tiempo. No somos la primera generación que se siente amenazada por la automatización. Desaparecen trabajos, pero aparecen otros. Las computadoras eliminaron el puesto de computador (persona que hacía cálculos), pero esas personas se convirtieron en programadores o analistas de datos. El problema es que todavía no podemos saber cuáles serán efectivamente los trabajos del futuro.
Noticias: ¿Cuáles son los trabajos con peor pronóstico hoy?
Myronuk: Un estudio muestra que el 47% de los empleos de los Estados Unidos corren peligro. Son los menos calificados y más abundantes: choferes, vendedores, secretarias y administrativos, guardias de seguridad. Los menos amenazados son los más humanos: enfermeras, maestros de niños, empleos relacionados con el arte y la comunicación, desarrollo de software y alto management.
Noticias: ¿Y los trabajadores más amenazados?
Myronuk: Todavía tenemos tiempo, los puestos de trabajo no van a desaparecer de un día para el otro. Los autos automáticos no están en la calle todavía, falta un poco. Si uno es chofer de taxi, digamos, podrá preocuparse dentro de quince años, y prepararse. Como sociedad sí podemos empezar a decir ya ‘sabemos lo que va a pasar’. Y preguntarnos cómo podemos ayudar en la transición.
Noticias: ¿Quién se ocuparía de esa capacitación?
Myronuk: Deberían ser los gobiernos. Pero lo diferente ahora es que si un grupo -de un gobierno o de una escuela secundaria, lo mismo da- encuentra algo que funcione, tenemos las herramientas para compartirlo. Y hay voluntarios que aman ofrecer sus habilidades al mundo para ayudar a otros.
Noticias: Solo si tienen sus necesidades básicas cubiertas…
Myronuk: Sí. No está garantizado, pero tenemos el potencial para lograr que cubrir algunas necesidades básicas sea más barato. La tecnología eléctrica puede abaratar el transporte para individuos y también para las ciudades. A través de la fabricación digital, arquitectos e ingenieros de todo el mundo se ofrecen de forma voluntaria para diseñar soluciones de viviendas para diferentes climas. Hoy podemos construir poniendo cien ladrillos a la vez, y el costo de hacer una casa se reduce hasta cincuenta veces. Así baja la necesidad de trabajar por un salario, y hay más tiempo para tareas voluntarias, incluida la educación.
Noticias: (John Maynard) Keynes auguraba que la tecnología nos haría trabajar veinte horas por semana y disfrutar de tiempo libre, pero esa profecía no se cumplió. ¿Por qué esta vez sería diferente?
Myronuk: Porque nosotros somos diferentes. Tenemos nuevas herramientas que están terminando con la necesidad de ciertos trabajos, los que nadie quiere hacer, y están creando más riqueza con menos esfuerzo, aunque no terminen con el problema de la distribución. Lo que es diferente ahora es que todos estaremos tomando decisiones. Por ejemplo, en Escandinavia, Países Bajos y Suiza están empezando a pensar en un ingreso básico a modo de infraestructura. Para tener una sociedad que funcione tenemos rutas, agua y no le pedimos a la gente que construya desde la nada. En el futuro vamos a decir: una buena sociedad tiene un respaldo previsible, un ingreso mínimo. Con ese punto de partida, se pueden tomar mejores decisiones de educación, cosas que hoy son exclusivas de los ricos. La tecnología puede darnos ese acceso a todos.
Noticias: ¿Y qué puede hacer la tecnología para distribuir la riqueza?
Myronuk: Uno de los problemas del pasado es que se trabajó con sistemas diseñados por expertos, y después, entregados a la gente. Hace un tiempo salió un paper que decía que Europa necesitaba austeridad. Pero un grupo de estudiantes miró la información detrás del paper y dijo: “Estos datos no sostienen esa conclusión”. Ese paper ya había inspirado medidas que afectaron a millones de personas. ¿Cómo prevenir esto? Con la apertura de los datos y la transparencia, todos vamos a ser expertos. Ante un problema, ya no vamos a tener una mesa redonda de veinte expertos sacando dos ideas. Hoy la tecnología permite invitar a todo el mundo a la mesa. Entonces vamos a trabajar juntos, la mayor cantidad de gente posible.
Noticias: ¿Podemos imaginar un mundo donde separemos el trabajo de la satisfacción de las necesidades materiales?
Myronuk: Mucha gente lo está pensando. Tenemos algo de eso hoy. Mirá a la gente que desarrolla código abierto por el gusto de hacerlo. Hoy es un lujo, ¿verdad? ¿Y si fuera una opción para mucha más gente? ¿Qué elegirían hacer? Quiero vivir en un mundo donde todos lo podamos descubrir. El ingreso básico es una buena propuesta inicial. Si cien millones de personas trabajan en un problema, va a haber buenas ideas. La belleza de tener tanta gente pensando junta es que no sabés con qué van a salir.

 

Comentarios de “Kathryn Myronuk: “Peligran empleos, pero surgen otros””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *