Sociedad / 18 de octubre de 2015

Los problemas equinos de Calu Rivero

En el mejor momento de la actriz, sus fans la critican por maquillar a su caballo. La denuncia judicial contra su novio, “Polito” Pieres.

Por

Calu con su caballo maquillado para la revista Gente y con su novio "Polito" Pieres.

El éxito para la actriz Calu Rivero venía en aumento. Pero en las últimas horas, las malas noticias no paran de caerle como baldes de agua fría: sus propios fans estallaron en las redes sociales criticándole haber maquillado un caballo para las fotos de la revista Gente, y su novio, el reconocido polista Pablo “Polito” Pieres –junto a otros importantes hombres y empresas del polo– está siendo investigado en una causa por irregularidades en la exportación de caballos de polo.
El último escándalo surgió por la denuncia de la AFIP que tramita el Juzgado en lo Penal Económico N° 3 de Rafael Caputo, quien investiga el contrabando en la exportación de caballos de polo, su consecuente subfacturación y triangulación con paraísos fiscales y la evasión fiscal del impuesto a las ganancias. El monto inicial: 1,5 millones de dólares, con más de 60 caballos denunciados en supuestas operaciones irregulares. Entre ellos, uno de Polito y otro de la empresa familiar del joven, Ellerstina S.A.
“Polito” es jugador de Ellerstina. Su rendimiento en el polo, sumado al noviazgo con Calu y lo desenfadado y cool que se muestra lo convirtieron en el favorito de las revistas. Él aparece en la investigación por la denuncia presentada por la AFIP en la fiscalía Penal y Económica a cargo de Miguel Schamun por la supuesta venta de un caballo de nombre Gamulán. Y también se investiga al histórico equipo familiar del novio de Calu, Ellerstina, que pertenece a la empresa Ellerstina S.A, registrada en el rubro de cría de ganado equino, que en 2005 vendió por 210 mil pesos un caballo “gran campeón” a Adolfo Cambiaso. Sobre esta sociedad, la AFIP denunció que tendría un modus operandi llamativo: la facturación de exportaciones a un país fiscalmente más amable, para enviar a un destino distinto. Así, se sospecha que Ellerstina S.A habría facturado a países como Emiratos Árabes, Suiza y España para destinar ítems principalmente a Holanda. Pero este escándalo no es el primero que tiene que superar Calu.
Horas antes, la actriz tuvo que enfrentar las críticas de sus seguidores, los mismos que siempre la adularon. Sucede que desde que se puso de novia con “Polito”, ella asegura haber perdido el miedo que de chica le tenía a los caballos. Y compartió su superación en las redes sociales. Pero éstos estallaron cuando vieron las fotos en las que la actriz posa junto a un caballo maquillado de la misma forma que ella. “Esto es explotación animal”, “¿Qué hace montando un caballo? ¿No era vegana esta mina?”, fueron algunos de los comentarios que recibió en las redes sociales.
Calu no se quedó callada: “Vegana fundamentalista no soy, estoy a favor de comer vida y promover vida. Para mí comer carne es comer muertos y promover la muerte. Soy lo que voy siendo aquí y ahora según mis principios y pensamientos. Decido no consumir nada animal porque no lo veo necesario en mi vida. Amo los animales. Acá nosotros, hechos uno”.
Al parecer, a Calu le está saliendo caro el haberse subido al caballo en su relación con Pieres. Tan caro como lo que le puede llegar a salir al joven si la Justicia confirma que los billetes verdes con los que, juntos, recorren el mundo son producto de evasión.

Seguí a Pablo en Twitter: @TotoBerisso

 

Comentarios de “Los problemas equinos de Calu Rivero”

  1. Esta señorita dice que esta a favor de comer vida,que?se come los bichos vivos?flaca,porque en vez de pintar al caballo no te pintas el…el…bueno,eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *