Personajes / 4 de Noviembre de 2015

Guillermo Coppola: “Hace 17 o 18 años que no me drogo”

El ex representante del “Diez” hace gala de su deporte predilecto: la seducción. Además habla de amigos políticos, el jarrón e infidelidad.

“Siete treinta y cinco de la mañana, al que madruga Dios lo ayuda. Buen día, soy Guillermo Coppola”. Al momento de grabar ese mensaje en el contestador automático de este humilde periodista, “Guillote” se encontraba en calzoncillos slip, recién bañado y bien perfumado, mirando de reojo un noticiero en la televisión, apenas apoyado en la cama para no alterar el efecto que hacen las cremas en su piel, luego de haber corrido unos cuantos kilómetros en la cinta y tras la primera ducha de su día, que es largo y complicado, pero su historia también lo es. Además de haber sido durante 15 años el representante de Diego Armando Maradona, tiene 21 años de empleado bancario, fue dueño de los autos más exclusivos del mundo, salió con las mujeres más bellas, durmió en el Palacio de Montecarlo y en la cárcel de Dolores luego de la famosa causa judicial de la droga en el jarrón de su departamento de Av. Del Libertador, en donde todavía vive (y aún conserva el jarrón, que decora el palier de su hogar). Hace nueve años que está en pareja con Corina Juárez, a quien le lleva 24 años: con ella tuvo a Elisabetta, la menor de sus hijas. “Dios me mandó cuatro hijas mujeres a propósito. Él lo ve todo, es un crack”, asegura el hombre cuyo deporte predilecto es seducir.
Noticias: Le comenté a un amigo que usted me llamó a las 7.35AM y me dijo “Imposible, Guillote vive de noche”. ¿Cuánto hay de mito?
Guillermo Coppola: Quedó algo que no quisiera perder. Genero esa atracción para la juventud, y en los grandes un poco también. No me quejo. Tengo una vida extraordinaria. También tuve la cárcel y se me murieron mis viejos y un hermano, pero soy un tipo altamente positivo que vive la vida con una actitud y energía al taco. Me levanto a la hora en que antes me acostaba. Pero antes me acostaba a esa hora porque me encantaba salir, vestirme, lookearme, perfumarme, cosas que hoy sigo haciendo pero no encuentro el lugar para ir de esa manera. Antes era un viernes de La City o un jueves de Mau Mau, un lugar donde te rebotaban en la puerta, y yo no rebotaba en ningún lado. Hoy tengo una vida que no la cambio. ¿Qué hay del mito? Va a existir siempre. Lo alimento, sigo seduciendo. Doy esta nota y no tengas duda de que terminás seducido.
Noticias: ¿Es cierto que Elton John lo quiso seducir?
Coppola: Sí. Me toqueteó pero no pasó a mayores. ¡Me quería llevar al cuarto! Yo seduzco, es natural, me encanta. ¿Viste que hay gente que le gusta leer? A mí me encanta seducir.
Noticias: ¿Sabe cuántas mujeres pasaron por su vida?
Coppola: Ni idea. La mejor fue mi vieja. Después tuve buenas parejas. ¿Sabés dónde tenés que medir a un tipo? Ninguna de mis ex parejas, de mis amigos o la gente con la que laburé te va a hablar mal. Entonces, o soy el gran actor que Hollywood se perdió o medianamente hice bien las cosas. Ya te digo, mis ex parejas no hablan mal, y no tuve un comportamiento ejemplar. Yo siempre jugué A y B…
Noticias: ¿Cómo es eso?
Coppola: La fidelidad, una materia dificilísima de aprobar. Era un estudiante acomodadizo. Conquistaba a la secretaria del decano o buscaba la manera de llegar con el menor esfuerzo.
Noticias: ¿Salió con la secretaria del decano?
Coppola: Sí, y así pude recibirme en la UCA en Administración de Empresas. ¡Si no no podía, era un vago! Salía, no dormía, iba a laburar.
Noticias: ¿Las hizo todas?
Coppola: Nunca terminás. Con un hombre no estuve nunca.
Noticias: Dijo que con Maradona hubo un amor correspondido. ¿Le pasó con otro hombre?
Coppola: A mí me gusta decirle al amigo “Te quiero”. Y me gusta recibirlo. Es una manera de demostrar con hechos y actitudes, pero entiendo que con Diego viví todo. Con él hice cosas que no hice con mis hijas. Quedarme tanto tiempo, solos, porque mis hijas me entendían y él no entendía que me fuera. Apenas pisaba Ezeiza, él me decía “¿Cuándo venís?”. Él me correspondía, a su manera. Cuando dormía, me apagaba la luz y me dejaba grafitis: “Guille, el más grande de todos los grandes”. Cuando fui al velorio del padre, nos abrazamos. Algunos dicen “Este perdió la memoria” y lo castigan. También lo veo cuando hace esos videos y cosas agresivas, me molesta. Pero me abrazó y me dijo: “Guille, cuánto te quería, cuanto lo querías. Te firmé una camiseta que te puse ‘Para mi viejo, Guille’”. A los dos días dijo: “Todo bien con Guille, quería que estuviera en el velorio de mi viejo pero él me cagó”. ¡Ese es Diego!
Noticias: ¿Alguien le rompió el corazón como Diego?
Coppola: Sí, totalmente, me rompió el corazón. Fue la persona que más me hizo sufrir.
Noticias: ¿Es imposible que vuelvan a trabajar juntos?
Coppola: Ya está. Estoy contento con que le pude aclarar sus dudas. Firmamos un acuerdo que sentimos los dos, de no reclamarnos. Y punto. Y si nos equivocamos, nos equivocamos los dos. En una pareja no se equivoca uno solo, se equivocan los dos. Había una posesión muy grande del uno por el otro, sentí que nos hacía mal.
Alejado de la vorágine mediática que implica formar parte del entorno del jugador de fútbol más talentoso y polémico que ha dado la humanidad, Coppola dedica sus horas laborales al sector de Relaciones Institucionales del Estudio Jurídico Mateo y “la vida de relación”. ¿Qué implica esa vida? “Doy charlas de liderazgo, que son divertidas pero también surgen cosas importantes: cómo te levantás después de una caída, como la prisión”, apunta y detalla: “En esta vida me he puesto un smoking de cachemir inglés y en la cárcel estaba de ojotas y jogging. Hay mucho de la vida y Diego, y cómo es vivir al lado de él en dos etapas distintas de su vida: del ’85 al ’90, seis años inolvidables, títulos, logros, reyes, princesas, copas del mundo, balones de oro. Después vino la época desde el ’95, complicado con cuatro años en Cuba. ¿Por qué lo hice? Porque lo amo, el cariño no me lo modifica un dicho. “Me robó la plata de mis hijas”, no me modifica nada porque sé que no se la robé y se lo demostré.
Noticias: ¿Qué le parece la participación de Marcelo Tinelli en la AFA?
Coppola: Buena, es un tipo joven, San Lorenzo no es casual: hace la vuelta a Boedo, le cambió la cara, salió campeón de América. El conductor más exitoso de la TV argentina, ¿con qué algunos lo critican? ¿Qué vas a criticar? ¿Que se pone una alpargata y se come un alfajor? ¡Sabés cuántas alpargatas me pondría si tuviese esas condiciones! Me como una caja de alfajores. Lo veo bien, apoyo, desde la unión, no desde la crítica. Eso de “Quiere ser policía y ladrón”, ¿qué es eso? Un tipo público… Podría haber hecho política y no está.
Noticias: ¿Tiene muchos amigos políticos?
Coppola: Sí, claro. Mauricio (Macri) es amigo. ¿Daniel (Scioli)? Es amigo. Lo hice jugar a la pelota. Cuando tuvo el accidente él era un muy buen jugador de squash. Al fútbol, jugaba como un robot. Hoy juega bien, hizo un equipo, sale campeón, se esfuerza, tiene más de 50 años. Luchador.
Noticias: ¿Cómo vota teniendo tantos amigos?
Coppola: A los amigos uno no los traiciona.
Noticias: ¿Entonces?
Coppola: Sin querer recién te dije… Con Daniel tengo mucha más historia, me acerqué mucho cuando él tuvo el accidente. Le conseguí alguna publicidad para la lancha, le ayudé a organizar su casamiento con Karina. Con Mauricio también jugué a la pelota, conozco a su hijo. A Sergio Massa no lo conozco tanto, lo vi en el mundial de Brasil. No quiero que peleen entre ellos, me molesta cuando en vez de propuesta hay denuncia. Tranquilo, ganá con tus armas, andá para adelante, la gente va a decidir.
Noticias: ¿Es celoso de sus hijas?
Coppola: Soy celoso sin ser enfermo. Son todas muy lindas, soy de hablar. Uno vivió en la noche y conoce las debilidades y las cosas que pueden suceder. En algún momento me equivoqué. Te hablo con honestidad sobre que me levanto a las seis y soy un deportista, pero en otra época me acostaba a las seis arruinado, hasta que un día me miré al espejo y dije “Basta. Este no soy yo, ¿qué estoy haciendo?”. Estaba en la ducha afeitándome y me pasó eso. No era el reflejo de mi cara. Hace 17 o 18 años que no me drogo.
Noticias: En su momento se dijo que usted le facilitaba la droga a Maradona.
Coppola: Hay cosas que no me las olvido. Diego tiene tantos huevos que cuando se dijo eso, junto a Claudia (Villafañe), salieron a decir que Diego conoció eso en 1993 y “Guillermo comenzó con él a fines del ’95”. Sin embargo había gente que señalaba, ¿por qué? Porque salía con una rubia, o me veían a la noche. Porque lo privado no lo hice público, no incitaba al consumo, jamás. Ese es un acto privado y lo respeto. ¿Cómo voy a cometer una infidencia de algo íntimo tuyo? ¿Quién soy? ¿Desde qué lugar? Cuando fue el tema de Punta del Este, donde tuvimos tres días de candombe, me preguntaron qué le había pasado a Diego. “Comió ubre”, dije. ¿¡Y qué querías que dijera?! ¿Qué pretendían? ¿Que saliera con una bandera? Sentí que era lo que correspondía. Él lo dijo, “Guillermo me salvó la vida”.
Noticias: ¿Usted no tuvo recaídas?
Coppola: No. La cárcel me mostró que había tipos que se quedaban horas pegados a la reja sin moverse, pestañar ni sonreír. Arruinados. “¿Habré estado así?”, me preguntaba. Siempre fui de cuidarme, pero ese fue el error de mi vida. ¿Para qué? ¿Sabés lo que me quiero? Eso sí, el champancito no me lo saquen. Pero medido.
Noticias: ¿Es cierto que tuvo una cama solar propia?
Coppola: Sí, una de las primeras. Me costó una fortuna. Después se la vendí al dueño de un Silver Solarium. Después tuve solariums, los de los shoppings. Soy amante del sol por un dicho de Aristóteles Onassis: “Pobre, pero bronceado”.

 

3 comentarios de “Guillermo Coppola: “Hace 17 o 18 años que no me drogo””

  1. si se conociera la verdadera historia de este tipo lo despreciarían, vive para la foto y es un fatuo. si supieran la cantidad de gente que jodió, se darían cuenta lo que digo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *