Showbiz / 24 de febrero de 2016

Abel Pintos: veinte años de carrera con ventas récord

Es el artista más convocante de Argentina. Su trabajo “Único” es disco doble de platino y generó una maratón de conciertos que terminará en Europa.

Por

Ni la devaluación al 40 por ciento ni la evidente suba de precios amedrentan a Abel Pintos. A fines de enero, La Gaceta de Tucumán le preguntó si advertía algún tipo de crisis en los festivales o en las ventas. Pintos respondió que, desde que inició 2016, todos sus conciertos “fueron multitudinarios, con mucha gente”. Siguió: “No veo crisis ahí y en las ventas tampoco. No creo que afecte. Sí hay una gran diversificación de formatos. La piratería golpeó mucho, pero ahora con el apoyo de la gente se recuperó bastante el mercado”.
Así, Abel Pintos se multiplica en aullidos y gritos alrededor de sus canciones. La furia sigue para él, con 31 años, y para su voz aún joven. De gira -inagotable- hace años por distintos puntos del país, y con una agenda recargada este verano en sintonía con la celebración extendida de sus veinte años de carrera, el 5 de febrero se anunció que Pintos ya había agotado las entradas para los shows que dará los días 4, 5 y 6 de marzo en el Estadio Luna Park (Av. Madero 420), armado para 7.500 personas cada noche. En total, 22.500 personas lo verán cerrar el ciclo de su último CD+DVD, pleno de satisfacciones: “Único”.
En abril, pasados los tres conciertos en el Luna Park, viajará a España y a Londres para producir y grabar un nuevo disco, aún sin nombre, que saldrá recién en octubre. Abel Pintos no desespera: sabe que su voz y los éxitos de “Único” seguirán girando durante largo tiempo. Sus melodías no descansan. “Se la quiero dedicar con mucho amor, con la ilusión de que alguna vez se convierta en la canción para la voz de todos nosotros”. Así presenta Abel Pintos la canción “Motivos” con que arranca “Único”: fue su décimo trabajo, y su primer CD+DVD grabado y filmado en vivo el 8 de noviembre de 2014 en el Estadio Único de La Plata, ante más de 25.000 personas.
Aquel fue un repaso emotivo, y conmocionante por la conexión y los gritos del público, al oír sus temas “Sueño dorado”, “La llave”, “De solo vivir” y “No me olvides”, entre otros tantos. Ya para el CD+DVD incluyó al cierre el track inédito “Juntos”, algo endeble dado su historial compositivo, pero efectivo. “Único” fue un éxito absoluto, y sirvió para consolidar lo que ya se sabía: Abel Pintos es aún el artista más convocante de la Argentina. Todos los números y datos que giran en torno al artista de Bahía Blanca lo confirman.
El 2 de octubre de 2015, el mismo día que Sony Music Argentina lo lanzó a la venta, “Único” ya había alcanzado la categoría de “Disco de Platino” con más de 30 mil copias vendidas. Para celebrarlo, desde el mediodía Abel Pintos firmó ejemplares en El Ateneo Splendid de Santa Fe y Callao: durante más de cinco horas cientos de fanáticas -y fanáticos- hicieron cola solo para verle la cara, tocarlo unos segundos, susurrarle unas palabras, sacarse una foto y llevarse el “Único” autografiado.
Pasado un mes, el 12 de noviembre Abel Pintos recibió la noticia de que el CD+DVD ya era “Doble Disco de Platino”, con más de 60 mil unidades vendidas. Se había mantenido, y seguía, en los primeros puestos de ventas en todas las disquerías y plataformas digitales. Una semana antes de eso, el 5 de noviembre iniciaba #20AñosUnico2016: la maratón de 21 conciertos, de jueves a domingos en el Teatro Ópera Allianz (plena calle Corrientes), para celebrar los veinte años de trayectoria. Ya ese mismo día, todas las funciones, hasta la última, del 7 de diciembre, estaban agotadas.
Aunque ¿cuándo comenzó realmente a festejar Abel Pintos? Quizá en 2014, cuando por su disco “Abel” -su giro al pop total- ganó su segundo (y consecutivo) Premio Gardel de Oro (Álbum del año), la máxima distinción a la música nacional. En el podio por dos: como Gustavo Cerati, Charly García y Andrés Calamaro. Al primer Gardel de Oro se lo dieron en 2013 por “Sueño dorado”, su CD+DVD grabado en tiempo real en la Ciudad Sagrada de los Indios Quilmes (Tucumán), aquel con colores folclóricos teñidos de pop y bases electrónicas. Un dato: también ahora está por alcanzar ahora el “Doble Platino”. 60 mil personas lo tendrán.
En 2014 recibiría el nuevo Gardel de Oro por el disco “Abel”, que aún sigue dando frutos de gloria comercial: ya es “Disco de Diamante”, con 200 mil unidades vendidas, y a su vez cuenta con 200 mil escuchas en Spotify, el más consumido de los servicios de música digital. Los nuevos índices exclusivos que aporta Spotify a NOTICIAS definen el posicionamiento de Abel Pintos. En Argentina, desde ya, es adonde más se lo escucha (le siguen México y Chile); su público mayoritario tiene entre 28 y 34 años, y en un 60 por ciento se trata de mujeres.
Pero, ¿cuáles de sus canciones son las más escuchadas en Spotify? No es sorpresa. “Aquí te espero”, en la vibrante versión de estudio con que abre “Abel”, alcanza los 8.306.732 millones. Le siguen “Ya estuve aquí”, con 4.690.399 millones, y “Tanto amor”, con 3.084.365 millones, también de “Abel”. Este 9 de febrero mostró su impacto en otra plataforma on-line: Twitter. “1 millón, vamooooo”, tuiteó Abel Pintos ese día, al enterarse cuánta gente lo sigue ya. A cada segundo se acrecientan los números para él. Los virtuales y, claro, los más reservados.
El corredor. En noviembre y diciembre del año pasado, en cada uno de lo 21 conciertos que dio en el Teatro Ópera Allianz en plan de celebración de sus dos décadas de vida profesional, Abel Pintos y su equipo presentaron una nueva puesta de alta tecnología, con un escenario envolvente de luces e imágenes en movimiento que atravesaban su cuerpo alto y flaco (él, en cada noche, con sombrero country y chaleco y camisa al tono). Un escenario ambicioso, y raras veces visto por aquí. Como en el Madison Square Garden o en cualquier entrega de premios de MTV.
Pero no derivó en entradas de precios siderales. Las plateas del Ópera Allianz costaban entre $500 y $650; los superpullman variaban entre $400 y $500, y los pullman, entre $200 y $300. Más el diez por ciento -casi dominante- de cargo por servicios de Ticketek. Sería aventurado calcular con exactitud los ingresos para cada noche y para las 21, desde ya. Todo buen negocio amerita discreción.
Pero el plano on-line de ubicaciones de Ticketek permite algunas cuentas ilustrativas. En cada uno de los conciertos se agotaron 647 plateas a $650, las más cercanas al escenario. También se ocuparon 190 plateas a $600 y 100 plateas a $500. Las plateas altas fueron 360 y costaron $500 (más $50). Hubo además 335 superpullman repartidos en dos valores: 163 a $500, y 172 a $400. Y finalmente, 253 pullman más alejados: 160 a $300, y 93 a $200. En definitiva: en cada concierto se ocuparon casi 1900 butacas. Altas cifras para un artista exponencial.
Así, cada día se agrega un nuevo número a la vida fragorosa de Abel Pintos: el ciclo del éxito aún continúa. Si bien Sony Music se reserva cifras nuevas, quizá por estrategia frente a la competencia, la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF), a la que pertenece aquella, también aporta datos sustanciales (a la vez que promete, para dentro de muy poco, el nuevo ranking anual. Allá por octubre de 2015, en lo relativo a ventas por unidades físicas, el disco “Único” figuró tercero, justo detrás de “Buena Vida”, de Diego Torres, y de “Paradojas”, de Las Pastillas del Abuelo. Ya en diciembre había descendido varios puestos, quedando detrás de “Chamamé”, de Los Alonsitos / Los Nocheros, y de “Los Amigo”, el disco póstumo de Luis Alberto Spinetta. El arte ataca.
La gran noticia había sido la del “Doble Platino”: las 60 mil unidades vendidas de “Único”. Por eso, cuando el viernes 5 de febrero Abel Pintos cantó en la noche inaugural del 49º Festival de Peñas de Villa María, Córdoba, la misma de Soledad Pastorutti, Lali Espósito y Sergio Galleguillo, hubo celebración retroactiva. En un alto del show, Damián Amato, presidente de Sony, le entregó sobre el escenario el disco de Doble Platino por “Único”. Abel lo abrazó, se sacaron una foto que se viralizó rápidamente y luego cantó “Motivos”, “Juntos” y “Revolución”.
Los precios de las entradas para el show de Abel Pintos en Villa María oscilaron entre los $300, la tribuna, y los $1600, el VIP central. En total, si bien los medios locales calcularon un público de doce mil personas, hubo nueve mil. “Para la ciudad fue un gran impacto. Logramos el ciento por ciento de ocupación a nivel hotelero, campings y alquileres temporarios”, describe Marcos Saravia, del Ente Deporte y Turismo de Villa María. Y completa: “Abel se llevó todos los aplausos y Villa María explotó”.
Dos días después estaba en Neuquén para cerrar los festejos por el 119º Aniversario de la localidad de Las Lajas. Así hasta marzo, sin freno. Y entonces vendrá el cierre del “Único”, los días 4, 5 y 6 de marzo en el Luna Park, con entradas entre $800 y $250. Para luego elevarse rumbo a Europa. Así como el buen corredor de fondo que es en sus tiempos libres (¿tendrá?), algo de esa misma lógica aplica en su vida musical: Abel Pintos no amaga con detenerse: administra lo que tiene y, hasta ahora, no se agota. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *