Sociedad / 1 de abril de 2016

Grudke y Cristóbal: pareja en crisis

La modelo viajó, a último momento, a Corea para alejarse de los escándalos financieros del empresario. Cerca de ella dicen que se siente traicionada. Respuesta sugestiva.

Por

Sola. Ingrid Grudke viajó a Corea sin Cristóbal para tomar distancia.

Nada de lo que diga en este momento tiene importancia”, fue la respuesta de la modelo Ingrid Grudke (40) al ser consultada por NOTICIAS sobre los rumores de una crisis entre ella y el empresario Cristóbal López (59). La respuesta, desde Seúl, dejó lugar a dudas, y no desmintió las versiones de que pareja no pasaba por su mejor momento. Allegados a Grudke habían asegurado a esta revista que la modelo se habría separado de López luego de un año y medio de relación, tras el escándalo político que involucra a su petrolera “Oil M&S”, por una deuda de 8.000 millones de pesos con la AFIP. Cuentan que ella lo habría dejado, y para descomprimir la situación, la modelo hizo las valijas, y a último momento se fue por trabajo a Corea del Sur.

Ella creía en él, y él le mintió”, explican a este medio fuentes cercanas a Grudke. Y hacen hincapié en que ella no pudo soportar enterarse del escándalo político que involucró a su pareja junto a su socio Fabián de Sousa, por quedarse con el impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC). Y que tampoco estaba enterada de la situación hasta que salió la noticia. “No están bien las cosas”, fue una de las frases que se le escuchó decir a la modelo en un desfile apenas tomó estado público la polémica. Luego de unos días, la modelo habría llamado a López y le comentó su desilusión. “Se sintió traicionada. Ella pensaba que era un empresario como cualquier otro. Y como es buena persona no le gusta que le mientan, ni rodearse de gente mala”, cuentan. Aunque otras fuentes de su círculo más íntimo y del empresario, negaron todo tipo de crisis.

La semana del 23 de marzo, Grudke se sumó a un viaje a Seúl casi sobre la hora, como parte de un concurso de una marca de tinturas que ella publicita. Tan mal estarían las cosas, que hasta pasó las pascuas lejos del empresario. En cambio, eligió despejarse trabajando. Es que, como relata un conocido de la modelo, ella siempre cuidó mucho su trabajo, y sintió que el mal momento de su pareja podía llegar a afectar su carrera, de la que no se le conoce ni un escándalo, y de la que está empezando a retirarse. “No le gusta que se metan con su laburo. E inevitablemente esto influye en su imagen”, explican.

Cuando Grudke comenzó su relación con el empresario, allá por junio del 2014, todos pensaban que ambos se habían sacado la lotería: ella por estar al lado de un poderoso cercano al Gobierno, con negocios en crecimiento, y él por estar con una de las mujeres más lindas de la Argentina. Ella había bajado su perfil aún más en los últimos tiempos, y ya no se la veía en tantas pasarelas. Él, en cambio, cada día está más complicado con la Justicia y con sus socios, como Marcelo Tinelli, con quien tiene una deuda por sueldos atrasados. En definitiva, hasta para el mismo “zar del juego” la vida es una lotería. Tendrá que ver la próxima en qué le conviene apostar: si en el amor o en los negocios.