Política / 8 de Abril de 2016

Panama Papers: Los enigmas del patrimonio de Macri

Declaró una fortuna de casi $53 millones, pero hay números que no cierran. Préstamos polémicos a Caputo y Grindetti.

Por

La riqueza de Macri, según él, asciende a casi $53 millones.

El escándalo de los Panama Papers le pegó al Gobierno donde le duele: en la confianza de los votantes. Pero no es el primer -ni quizás el último- problema que tiene Macri a la hora de mostrar sus números. El año pasado también fue movido para el ahora Presidente. Su tardía presentación de la declaración jurada de sus bienes ante la Oficina Anticorrupción -un tramite al que estaba obligado por haberse candidateado a la Presidencia-, había sembrado algunas dudas. Primero llamó la atención el hecho de que no era tan rico como se pensaba: juró tener un patrimonio valuado en $52 millones, poco si se lo compara a la fortuna de US$ 730 millones que, según Forbes, tuvo en algún momento su padre. Pero en la anterior presentación de sus bienes, ante la Escribanía General de la Ciudad, había declarado que el importe de su participación en diversas sociedades -todas relacionadas al grupo SOCMA que fundó su padre a mediados de los 70- ascendía a $27 millones, mientras que a nivel nacional testimonió que esos valores le reportaban un número simbólico de un centavo cada uno. “O una de las dos declaraciones juradas es trucha o las dos son truchas”, aseguró Gabriela Cerruti, kirchnerista y biógrafa de Macri.
Este documento también daba cuenta de unos préstamos polémicos. A Nicolás Caputo, amigo de la infancia del Colegio Newman y socio temprano de Macri cuando intentaba independizarse de los negocios de su padre, le prestó $18,5 millones y a Néstor Grindetti, en ese momento Ministro de Hacienda de la Ciudad, casi $500 mil. Para muchos Macri estuvo cerca de caer en varios delitos con Caputo, alguien que recibió casi $1000 millones Estado porteño.Sin embargo, al ser un préstamo entre privados la anécdota no pasó a mayores.
El crédito a Grindetti también fue resistido: el ahora intendente en Lanús y empleado de toda la vida de Socma, venía de ser denunciado penalmente por Ezequiel Nino, el director de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, por presunto delito de defraudación. Es que Grindetti y el PRO habían elegido a la consultora de Edgardo Sodrek, el antiguo jefe de la campaña de Macri en el 2005, para actuar de intermediario entre el Estado porteño y el Banco Credit Suisse. No sólo es extraño el hecho de designar a una empresa de un amigo -que se llevaba una jugosa comisión por la tarea-, sino que se descubrió que al menos otras dos consultoras habían presentado un presupuesto más bajo por la misma tarea. La declaración de las propiedades de Macri al valor fiscal, si bien es lo que pide la ley, también es llamativa: en el documento figura que su departamento de 370 m2 en Libertador y Cavia vale $4.110.000 millones, pero es un precio irrisorio al lado del real. Según Matias Treus, dueño de Treus Propiedades, el m2 en esa zona oscila entre 3400 y 3500 dólares, por lo que el domicilio del Presidente se valuaría en alrededor de U$S 1.200.000. Números que levantan más sospechas que certezas.

 

Seguí a Juan Luis en Twitter: @juanelegonzalez

 

Comentarios de “Panama Papers: Los enigmas del patrimonio de Macri”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *