Showbiz / 22 de mayo de 2016

Futuro en video: anuncios de Twitter, Spotify y Apple

Con los números en rojo, los gigantes del entretenimiento digital apuestan al video para conseguir ingresos. La nueva esperanza en la web.

Por

En video. Las empresas más importantes descubrieron que allí está el negocio para no estancarse.
En video. Las empresas más importantes descubrieron que allí está el negocio para no estancarse.

Una improbable actualización del manifiesto comunista bien podría comenzar hoy así: “Un fantasma recorre la web: el fantasma de la bancarrota“. Y es que los números de los principales jugadores de Internet no son para nada alentadores. Mientras Twitter perdió 80 millones de dólares en el primer trimestre del año, a mediados de marzo el líder del streaming musical Spotify anunció que tomaría mil millones de deuda de sus inversores.

Frente a estos números, la respuesta de Twitter para sus accionistas es que encontró en el video la clave para generar más ganancia. Desde el año pasado la red social optimizó su plataforma para que sea más sencillo ver este tipo de contenido, además de una integración total con Periscope, permitiendo una mejor experiencia del streaming en vivo. Además, ya trabaja en nuevos formatos publicitarios. Su principal herramienta es “First View”, que comenzó a usarse en febrero en los Estados Unidos y pronto se extenderá a todo el globo, que sitúa un anuncio en video en una posición destacada del timeline durante 24 horas.

Otra compañía con números en rojo es Spotify, que sacudió a propios y ajenos hace algunos días al presentar un verdadero cambio de paradigma: este año se mete de lleno en la producción de contenido original en video. La compañía sueca anunció doce series originales, que se suman a su oferta de música y que revolucionan los cimientos mismos de la compañía. Serán programas de hasta 15 minutos que estarán centrados en la música y la cultura popular y que, en un comienzo, se podrán ver en los Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Suecia. Los programas estarán disponibles no sólo a los suscriptores premium, sino también a aquellos que consumen el servicio de forma gratuita pero, tal como con la música, habrá avisos publicitarios.

Spotify no está solo en este cambio de paradigma: Apple Music anunció hace pocos días que cerró un acuerdo con Vice, el estudio líder en producción y distribución de contenidos para jóvenes. El primer fruto de esta alianza es “The Score”, un documental de seis episodios enfocado en descubrir bandas y solistas de todo el mundo, con la mirada sobre lo local que es el sello de Vice. El estreno es un paso muy importante para la compañía fundada por Steve Jobs que, a diferencia del resto de las empresas goza de una envidiable salud financiera y millones de dólares frescos para ser usados.

Spotify, sin embargo, ya no tiene en la mira a Apple Music, sino al líder indiscutido de los videos: YouTube. La plataforma de Google cuenta hoy con mil millones de usuarios activos y es el segundo sitio más visitado del mundo. Se trata de un verdadero gigante, con un reinado demasiado fuerte y extenso como para desafiar, pero la empresa sueca cree que tiene chances. Después de todo, sus 75 millones de usuarios globales completan la experiencia de escuchar música con los videos y shows de sus artistas… ¿acaso no sería lógico pensar en que también vean series y documentales allí?

 

Existe una motivación ulterior más allá del dinero: volcarse al video y a contenidos de comedia y animación podrían ser la clave para atraer al público más difícil de todos: los adolescentes actuales. Estos chicos y chicas encuentran en el video su consumo principal de contenidos y ve lejanos a servicios como Spotify o redes sociales Twitter. Quizá ahora puedan comenzar a acercarse.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *