Política / 30 de agosto de 2016

La testigo que revela cómo se desviaron millones para Milagro Sala

La ex militante Isabel Silisque relata cómo la usaron a ella y otras 15 compañeras para sacar 750.000 pesos del Banco Nación de una sola vez y desviarlos hacia la organización Tupac Amaru. Golpes y maltratos.

Por

Isabel Silisque contó las fraudulentas maniobras de la organización de Sala en Jujuy.
Isabel Silisque contó las fraudulentas maniobras de la organización de Sala en Jujuy.

Cuando se dice que aún faltan pruebas para culpar a Milagro Sala, líder de la Tupac Amaru, por el desvío de 29 millones de pesos que originalmente estaban destinados a obras, una ex integrante de la organización, Dora Isabel Silisque, revela a NOTICIAS que retiró 50.000 pesos del Banco Nación, al igual que otras 15 compañeras que extrajeron la misma cantidad por cabeza. Un caso que confirma las denuncias judiciales.

Los 29 millones desviados fueron destinados desde el Gobierno nacional para la construcción de viviendas, mejoras de escuelas o centros comunitarios. Estos desvíos se concretaban a cooperativas que respondían a la Tupac Amaru, a nombres de los beneficiarios de planes sociales, empleados que prestaban su DNI para la maniobra pero no se quedaban con la plata extraída.

“Soy una ex tupaquera”, cuenta Isabel Silisque y su mirada se pone triste. “Entregué mi DNI y el cajero por ventanilla me dio 50.000 pesos en una bolsa, me retiré de caja y los coloqué en un bolso viejo que tenía la delegada de la Tupac, María Sandra Condorí, al costado de unas sillas”, relata.

Dos horas de entrevista fueron suficientes para extraer datos reveladores de cómo funcionaba la mafia de Sala en la provincia de Jujuy. En de julio de 2015, Silisque se encontraba trabajando en una huerta comunitaria, Agrupación Libertad, en el barrio 18 de noviembre de la Ciudad de Palpalá, a cargo de las delegadas zonales, las hermanas María Sandra Condorí, Elsa Beatriz Condorí y Adriana Condorí, manos derechas de la líder de la organización en dicha ciudad.

Esa mañana María Condorí mandó a Isabel a buscar su DNI para que la acompañara al banco, y ella no se rehusó ya que no sabía para qué la necesitaban. Llevaron a 15 compañeras más en una combi hasta el Banco Nación, en la esquina de Alvear y Necochea en el centro jujeño. Allí estuvieron desde las 9 de la mañana haciendo fila hasta las 14, cuando los atendieron. “Doña Condorí retuvo mi DNI todo el tiempo, hasta que nos empezaron a llamar por los apellidos”, detalla Isabel.

Noticias: ¿Le explicaron para qué los llevaron al banco? ¿En calidad de qué cobraban ese dinero?
Silisque: Sí, pero ya dentro del banco. “Ustedes van a cobrar, una vez que retiren el dinero los tienen que traer a este bolso y después ya se pueden ir”, me dijo la delegada María Condorí. Ese día había mucha gente de otras agrupaciones también haciendo lo mismo que nosotros. Las personas que iban hacer otros trámites nos insultaban porque estábamos ocupando filas y lugares que no nos correspondían. No sé por qué nos pagaban a nosotros, sólo entiendo que nos usaban para no quedar pegado ellos, pero las cámaras de seguridad del banco pueden mostrar que las hermanas Condorí nos acompañaban.
NOTICIAS llamó a las hermanas Condorí, que se rehusaron a hablar.
Así sigue el relato de Silisque.
Noticias: ¿El dinero que ponían en los bolsos lo podía ver la gente que iba hacer otros trámites?
Silisque: Sí, nos miraban como metíamos plata en los bolsos.
Noticias: ¿Les dieron algo por ese trabajo que realizaron?
Silisque: No, nada. No dijeron que volviéramos a trabajar para recuperar las horas perdidas.
Noticias: ¿La perjudicó sacar plata a su nombre, sabiendo que era para Milagro Sala?
Silisque: Sí, yo tengo un hijo con discapacidad, y cuando tramité una pensión por su problema de salud en el Ministerio de Desarrollo Social me denegaron el trámite por estar involucrada en la extracción de dinero del Banco Nación. Cuando cruzaron los datos se encontraron con esta maniobra.
Noticias: ¿Qué opina sobre la detención de Sala?
Silisque: Tiene que estar presa porque hizo mucho daño. Nos decía: “Ustedes son como chanchos, sólo tienen que mirar para abajo, porque gracias a mí tienen trabajo”. Cuando ella perdió las elecciones con el ex gobernador, Eduardo Fellner, nos llevaron a Alto Comedero, nos pegaron cachetadas a las mujeres y a los hombres piñas, nos decían: “Por culpa de ustedes perdimos las elecciones”. En dos oportunidades me castigaron.
Noticias: ¿Cómo eran esos castigos?
Silisque: Yo recibí varillazos en las piernas y la espalda, a otros compañeros les tiraban agua fría. Esto sucedía cuando los militantes desobedecían alguna orden o hacían mal un trabajo solicitado por sus delegados.

 

16 comentarios de “La testigo que revela cómo se desviaron millones para Milagro Sala”

  1. No me sorprende lo declarado por esta persona, hay mucho mas y mucha gente debe saber lo que pasaba, debería acelerarse os tiempos para el juicio oral, ese es el momento mas temido por estas personas de la Tupac

  2. Finalmente siempre los derechos de los que menos tienen no solamente son vulnerados sino violentamente burlados.
    La justicia es ciega y así debe ser para ser impartida, pero los jueces deben tener todos sus sentidos bien atentos para que quien cometa delitos pague por ellos. Basta de agregarle a los que menos tienen la espada de la indignidad.

  3. ESA MISMA METODOLOGÍA USABAN DURANTE TODOS LOS MESES LOS MIEMBROS DE LA ODIJ, (fui testigo de lo que digo) HOY ESA AGRUPACIÓN ACORDÓ CON MORALES PARA SEGUIR EN LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS.

  4. Che go.r.ila vend.e.p.atria, NO VOY A PEDIRTE QUE TE ENFRENTÉS A UNO DE TU TAMAÑO POR QUE SOS UN E.NANO, pero por lo menos EFRENTÁ LOS PODEROSOS que cuando quieran te van a comer vivo

    1. A ver, microcefalico, quien es el gorila que cago a los pobres?, no sera este monito titi que no solo afano, sino por unos pesos tenia la vida y la muerte de esos pobres?.
      o vos esra uno de los hdp que robaban junto a ellos? contanos benito.

  5. Es una vil mentira, nunca Sala pudo hacer eso, si no cómo se justifica el padrinazgo del papa Francisco I?, no imposible , no pueden engañar al papa, además a Sala habría que canonizarla, se imaginan: Santa Milagro Sala, santa de los ladrones, el santo preferido de Alí Babá. ¿ Será por eso que la campora la defiende?

  6. Cada vez que se violan los derechos humanos, Bonafini no sólo mira para otro lado sino que además pide liberen al pichón de genocida. Los derechos humanos con ojos en la nuca no sirven a los 40 millones de argentinos sino a 6.800 pillos.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *