Sociedad / 21 de octubre de 2016

Mario Pontaquarto celebra la Ley del Arrepentido

El “valijero” que dio el testimonio clave en el caso de las coimas en el Senado en 2003 festeja: “Este nuevo modelo va a servir para mejorar la lucha contra la corrupción”.

Por

Siento que esta ley es una forma de reivindicar mi lucha y la de todos aquellos que creyeron en mí.
No fue fácil tomar la decisión de contar lo que sabía sobre los sobornos en el Senado en 2003, cuando no había ley del arrepentido y toda la corporación judicial estaba en mi contra. El golpe final me lo dieron los jueces del Tribunal Oral Federal, los doctores Pons, Gordo y Ramírez, que me trataron de mentiroso y que consideraron que yo no podía arrepentirme de mi participación en el caso de las coimas.

Hoy esta nueva ley viene a confirmar que la situación que yo viví debe ser tratada por los jueces y fiscales de una manera especial, que se pueden hacer acuerdos convenientes tanto para el Estado como para los imputados y que este nuevo modelo va a servir para mejorar la lucha contra la corrupción.

El sistema funciona en las grandes potencias del mundo y aquí un pequeño grupo de jueces y abogados aislados de la realidad nos quisieron imponer su criterio – retrógrado – que solo garantizaba la impunidad.

La ley fue acompañada por una abrumadora mayoría de fuerzas políticas. Este pequeño grupo de funcionarios judiciales – varios ya renunciados – son parte del pasado.

Sólo resta esperar que los ciudadanos confíen en el nuevo mecanismo y que se logren derribar decenas de años de inoperancia judicial a la hora de investigar la corrupción. Estoy contento y espero poder ayudar en todo el proceso que se abre a partir de ahora.

 

Comentarios de “Mario Pontaquarto celebra la Ley del Arrepentido”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *