Radio / 24 de Octubre de 2016

Columnas de opinión de Federico Andahazi: el camino más corto

En “Le doy mi palabra”, conducido por Alfredo Leuco. AM 790, Radio Mitre, entre las 17 y las 18 (antes del informativo de las 18).

Por

★★★★ Federico Andahazi realiza columnas de opinión sobre historia argentina y desarrolla también una sección llamada “el Psicódromo”, donde trata temas como bullying, ataques de pánico, sexualidad, etc. No obstante, y como sabiendo que el humor es el camino más corto entre el columnista y la audiencia, las burlas del escritor y psicólogo son lo más atractivo de su tarea y generalmente están dirigidas hacia el kirchnerismo.
Más allá del color de sus ideas, sus cachondeos logran ser más efectivos que cualquier crítica formal: hasta suele dar la impresión de que, cuando un editorial político está poniendo el mantel en la mesa, el chiste agudo ya sirve el postre.
Se sabe que la literatura y el psicoanálisis (también llamado “la superstición vienesa”) se retroalimentan y Andahazi trabaja en ese yacimiento. Vale la pena citar tres ejemplos:
1°) “La divina comedia” de Dante Alighieri es en verdad “La divina cometa” y, en vez de 33, tiene “100 cantos y miles de expedientes y fojas”. Por otra parte “los círculos del infierno son 9, pero sin contar el círculo rojo”. Finalmente “en la séptima cornisa del infierno se ubican Los lujuriosos, asfixiados por los escotes de la poetisa griega Xipolitakis en un país que es una oda’”.
Otro ejemplo es el de “Alicia en el país de las maravillas” que resulta ser “Cristina en el país de las Maras y las villas, donde los animales hablan y La Morsa le dice a la protagonista que hay menos pobreza que en Alemania. El “Gato que sonríe”, asimismo, “puede hacer aparecer una casa en un médano y un auto deportivo en un divorcio”.
Proveniente de la psicología (actividad en la que el cliente nunca tiene la razón), Andahazi sabe que el chiste es una embestida y que bajo la forma de una serpentina siempre puede subyacer una pedrada. Y entonces asegura que nuestro James Bond es Jaime Bondi y que su primera novela es Casino Royale. El villano, dice el editorialista, es un tal Cristóbal López que posee una red de Casi-Nos: “Casi-No paga los sueldos y Casi-No paga las deudas al fisco”.
No es necesario aclarar que en el humor (como en este caso) subyace una agresión. Se ha comparado al chiste punzante con la terrible despresurización que se produce cuando se abre una brecha en un avión: por accidental que sea el caso, siempre hace suponer un ataque terrorista.
Andahazi siempre recurre a la inteligencia. Y le cabe un silogismo: si la violencia se apropia de la inteligencia, tenemos un insulto brutal. Pero por el contrario, si la inteligencia es la que se apropia de la violencia, tenemos a Harpo Marx, con un pez espada bajo el brazo, tratando de entrar a una reunión secreta de fanáticos donde la contraseña era “pez espada”.
Jacques Lacan postula que el de analista debe ser “el lugar del muerto”. Pero no está mal, en cambio, que Federico Andahazi, en la radio, ocupe el lugar del vivo.

 

Comentarios de “Columnas de opinión de Federico Andahazi: el camino más corto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *