Política, Sitios Externos / 23 de Noviembre de 2016

El día en que Carrió quiso echar del Gobierno a “Nicki” Caputo, el otro yo de Macri

La dirigente de Cambiemos invitó al empresario a dar un paso al costado para no perjudicar al Presidente. Qué le respondió él.

Por

"Lilita" Carrió suele incomodar a Macri y su entorno.

Nicolás “Nicki” Caputo se cruzó por primera vez con Elisa “Lilita” Carrió hace un año. El domingo 22 de noviembre, cuando Mauricio Macri fue electo presidente. Aquella noche, en el VIP del bunker de Cambiemos en Costa Salguero, “Lilita” se le acercó a “Nicki” para decirle una frase que aún hoy resuena en la cabeza de él.
Carrió: De vos y de mí depende que Mauricio siga por la senda del éxito.
Caputo: Mauricio hace tiempo que ya viene por esa senda.
Carrió: Yo te digo nomás…
¿A qué se refería Carrió? El mejor amigo del Presidente lo tomó como un pedido para que se abstuviera de hacer negocios que puedan complicar la imagen del nuevo Gobierno. El comentario de Carrió caló tan hondo en “Nicki” que al día siguiente, en un almuerzo con Macri en la quinta Los Abrojos -el refugio del Presidente cuando no está en Olivos-, Caputo le avisó a su amigo que hasta acá llegaba. “Yo me corro. No quiero ser tu Lázaro Báez”, fue su frase, aseguran quienes conocen al empresario.
En el 2007, “Lilita” Carrió le dijo a NOTICIAS que Caputo era parte de un pacto entre Macri y los Kirchner para bajarse de la elección presidencial y competir en la Ciudad. En ese entonces Carrió decía que Caputo y Alberto Fernández eran los interlocutores entre Néstor Kirchner y Macri. Caputo siempre lo negó. Hoy, con Carrió como aliada de Macri, ella ya no menciona a “Nicki” en público como un operador de Mauricio. Pero, en privado, sí le advierte que no meta en problemas al jefe.
Nadie tiene tanta desconfianza de Caputo como Carrió. “Que venda sus empresas y se dedique a otra cosa”, le llegó a pedir públicamente la diputada nacional y cofundadora de Cambiemos en un enfrentamiento que lleva muchos años y no tiene solución a la vista. La única respuesta del empresario y del Gobierno ante el insistente fuego amigo es una sola: el silencio. Con sus constantes encuentros, Macri intenta domarla, aunque sabe que Carrió puede disparar en cualquier momento.
En sus años de enojo con el PRO, Gabriela Michetti también fue muy crítica con Caputo. De hecho, según pudo saber NOTICIAS, fue quien más letra le dio a Carrió para sus sucesivas denuncias contra el empresario. De todas maneras, “Nicky” demostró no ser rencoroso: Cuando Macri le pidió a su amigo íntimo un consejo para decidir quién debía ser su vicepresidente, él no dudo: “Michetti es la mejor candidata, Mauricio”. El paso del tiempo encuentra a este conflictivo trío en el mismo espacio. Como en una familia, se recelan, pero hacen un esfuerzo por convivir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *