Cine / 15 de diciembre de 2016

Rogue One

(EE.UU., 2016, 133′) Aventuras. Dir.: Gareth Edwards. Con Felicity Jones y elenco. AM13.

Por

★★★★ Más allá de lo que implica comercialmente, es interesante notar cómo el mundo de “Star Wars” se está convirtiendo en un campo parecido al del western clásico, donde, mientras se respeten ciertas constantes, se puede contar cualquier historia. Lo más curioso es que el del western era un universo que no tenía dueño, y “Star Wars” es una marca, una franquicia. Pero como siempre, que un film sea bueno o malo depende menos de sus condiciones de producción que del talento de quienes la realizan. Gareth Edwards demostró en sus películas anteriores, especialmente en la muy fallida Godzilla, que puede manejar secuencias espectaculares con algo parecido a la poesía, y que no es un gran narrador. Aquí mejora en ambos sentidos, aunque hasta que la acción se hace presente y la historia se narra con movimiento pasa quizás demasiado tiempo. Dicho esto, se trata de una película bélica con un grupo de desesperados que intenta una misión suicida. Y en este sentido, el suspenso pasa porque sabemos que van a triunfar –la misión es robar los planos de la Estrella de la Muerte, esos que R2D2 protege en la fundacional “La Guerra de las Galaxias”– pero no cómo va a suceder. Cuando la empatía por los personajes aparece, todo cobra otro color y la aventura se dispara.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *