Sociedad / 21 de Febrero de 2017

Marcas y hematomas en la autopsia del policía muerto en la cárcel

Para la familia, el resultado de las pericias preliminares es una prueba de que Federico Jurado fue asesinado. La versión oficial hablaba de muerte natural.

Por

Según Mazzocchini, "si la Justicia hubiera obrado a conciencia, esta muerte se hubiera evitado"

“Si la Justicia hubiera obrado a conciencia, esta muerte se hubiera evitado”, es lo primero que comenta a NOTICIAS Daniel Mazzocchini, abogado de Federico Jurado en la causa de los sobres y posteriormente representante de la familia en la causa de la muerte del policía. Mientras espera el resultado de la autopsia definitiva, que presumiblemente estará lista la próxima semana, el letrado asegura, tal como la familia, que los resultados preliminares son lo bastante concretos para dejar de lado la hipótesis de la “muerte natural” esbozada por el fiscal.

Según el documento, Jurado presentaba un estado de cianosis facial. Esto podría indicar que su muerte se debió a la asfixia externa. “Debió emplearse algún objeto para dejarlo sin aire”, acota el abogado. Es que el cadáver no presenta marcas de resistencia, pero sí dos marcas a las que Mazzocchini presta especial atención: “Tenía un hematoma en el ojo izquierdo y tres marcas de un lado del cuello, que podrían coincidir con nudillos o yemas de dedos. Alguien le pegó y lo dejó inconsciente antes de asfixiarlo”, recrea el abogado.

Además del informe forense, Mazzocchini también sostiene que el accionar judicial es un indicio de que algo raro sucedió. “Tanto la jueza Garmendia, que rechazó el habeas corpus rápidamente, como el fiscal Martini, por su investigación, deberán dar varias explicaciones”, dice.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *