Personajes / 3 de julio de 2017

Daisy May Queen: “Me liberé de la esclavitud del sexo”

Dejó una carrera exitosa en la radio para radicarse en la India. La espiritualidad y la ambición de poder de los gurúes.

Fotos: Eduardo Lerke

Daisy May Queen recibe a NOTICIAS en su casa de Palermo. En realidad no es más suya; ahora vive un amigo. De ella o, mejor dicho, de lo que era ella cuando vivía ahí, porque ahora sólo quedan un montón de cajas apiladas en uno de los cuartos y muchos recuerdos. Dirá que lo tenía todo y que sin embargo no era feliz. Que en la India, país que la acoge hace cinco años, logró llenar ese vacío interno que tanto la angustiaba. Que ya no llora por dormir sola. Daisy se siente otra.

La afamada locutora, que padeció problemas de obesidad y que se reconocía como “muy sexual” mutó a una morocha, que milita por el veganismo, se refugia en la espiritualidad y asegura haber redireccionado su libido hacia la creatividad.

Noticias: Se suele pensar que los cambios de look en las mujeres expresan movimientos internos, ¿haber reemplazado el rubio por un tono oscuro tiene que ver con eso?
Daisy May Queen: Decidí teñirme porque no quiero que me sigan viendo como una extranjera en la India. Hace cinco años vivo ahí, formo parte de la comunidad, me visto como las mujeres de allá, hablo hindi… No quiero parecer ni ser una extranjera.
Noticias: ¿Cuándo fue la primera vez que pensó en ir a vivir a la India?
May Queen: La primera vez que fui dije: “Como me gustaría vivir acá”. Pero no como algo posible, no imaginé que realmente fuera a pasar. Cuando iba de visita no quería volver, y eso que me quedaba como un mes, pero siempre me resultaba poco tiempo.
Noticias: ¿Qué sucedió para que ese primer deseo, que apareció como una fantasía, se volviera realidad?
May Queen: La vida te va empujando. Yo estaba en una posición muy cómoda, en la que tenía todo: una linda casa, un trabajo maravilloso, familia, amigos. No me faltaba nada, pero no era feliz. Y en la India siempre me sentí muy plena. Me acuerdo que cuando mostraba las fotos de viajes la gente me decía: “¿Esta sos vos?” Me cambiaba la cara. En determinado momento me dije: “Yo quiero sentirme bien, no tener más cosas”. Ya no quería ir de shopping para tapar el agujero interno que sentía.
Noticias: Para llevar adelante la decisión imagino que fue necesario desprenderse de lo que tenía, ¿cómo fue el proceso?
May Queen: Y quiero desprenderme de todo. Cada vez me voy poniendo más chiquita. Cuando llegué me alquilé un departamento en un áshram, después me fui a otro más grande hasta que me mudé a donde estoy ahora, que es un cuartito con un baño y una cocinita. Vivo en la terraza de la casa de mi amiga Mansi. El papá construyó ese departamentito que alquilo. Tengo una terraza preciosa en donde me siento a tomar té y a mirar las montañas.

Daisy saltó a la fama a principios de los ’90, cuando se consagró como una de las voces principales de FM Hit. Durante años condujo el programa “Ranking Los 40 principales”. Varias veces estuvo nominada en los Premios Martín Fierro por su trabajo en radio. También condujo un ciclo de entrevistas en canal 9 (“Los especiales de Daisy May Queen”) y los programas de televisión “Reina de Corazones” y “La Casa del Pop”, y fue jurado de tres ediciones de “Operación Triunfo”. En paralelo, la locutora fue volcándose cada vez más a la espiritualidad. Después de varios viajes a la India, en 2011, publicó su primer libro, “Pecados espirituales. Cómo enfrentar los miedos que atentan contra la felicidad”, y al año siguiente “Las tres maneras de amar. En lo sagrado, sin hipocresía y en libertad”. En 2012 decide instalarse definitivamente en Rishikesh), un pueblo de 60.000 habitantes a los pies del Himalaya, conocido como la capital internacional del yoga.

Noticias: ¿Cómo es su vida en Rishikesh?
May Queen: No tengo rutinas, las odio. Trato de viajar mucho. Ahora quiero ir a conocer pueblitos más chicos que el mío, dentro de India. Estoy tratando de alejarme de los lugares bulliciosos, cada vez más. Sólo tengo rutina en temporada porque tengo una empresita de pastelería vegana con un socio y trabajamos mucho con los turistas.
Noticias: ¿Vive de eso?
May Queen: No, ahora voy a empezar a llevar a grupos de gente a la India. Ya me siento preparada para eso: conozco las costumbres, me defiendo con el idioma. Hay tantas cosas hermosas que mostrar. A veces te encontrás con un elefante en medio de la ruta.
Noticias: La cultura de los hindúes es muy distinta de la occidental, ¿le costó ser aceptada por los lugareños?
May Queen: Para ellos sos de afuera y no entendés lo que les pasa. Reconozco que es muy difícil. Yo recién ahora estoy comprendiendo algunas cosas: llegué a India pensando que el matrimonio arreglado era un horror y hoy no estoy tan segura de eso, dentro de su cultura. Son muy cuidados con la información que comparten. Es un país muy transformador. Yo siempre digo que no es lo que uno va a hacer a la India, es lo que la India hace con uno. Porque cuando llegás se te levanta un gran espejo para que te veas y muchas veces lo que ves no te gusta.
Noticias: ¿Y qué hizo la India con usted?
May Queen: Me devolvió a la tierra. Te vas acostumbrando a un montón de cosas y perdés la noción de la realidad. Te sentís el centro del mundo y que a partir de ahí todo se mueve. Y no es así, uno forma parte de una comunidad. Estar en un lugar donde nadie sabe a qué te dedicabas, está bueno. Para mí fue un gran ejercicio porque me ayudó a poner los pies sobre la tierra.
Noticias: ¿Los indios tienen prejuicios con usted por el hecho de no tener pareja?
May Queen: Al principio sí, sobre todo las mujeres, que son tremendas de celosas. Los hombres miran mucho a las extranjeras por la piel blanca. Pero con dos cosas conquisté los corazones: a las mujeres les gusta que cocino y a los hombres que no les doy bola en ese nivel. Salí con un chico indio, pero es muy complicado todo.
Noticias: ¿Por qué le resultó difícil la relación con un indio?
May Queen: Porque es otra su cultura, y son como nenes. Porque un día viene la mamá y les dice: “Tengo una novia para vos”. Desconocen las reglas de seducción. Y las occidentales estamos acostumbradas a eso.
Noticias: ¿Cómo se las arregla entonces?
May Queen: Acá yo era una mina súper sexual, me encantaba tener amantes y todo. Pero llegué allá y, no sé si será la menopausia o que me tranquilicé, pero me liberé de la esclavitud del sexo. No siento necesidad de eso. No sé por qué, pero lo acepté y lo abrazo. No me voy a obligar a hacer algo que no tengo ganas. Pero la energía sexual es la energía creativa y la sigo usando para hacer mi vida allá, para crear cosas nuevas. Me dan ganas.
Noticias: ¿Es religiosa?
May Queen: Soy antirreligión. Sí soy espiritual. Creo en eso de ir para adentro para después ir bien para afuera. Tengo un gurú-amigo que viene todos los años al pueblo. Conocerlo a él fue todo un acontecimiento para mí. Siempre rechacé la idea de dios y él me está haciendo entender muchas cosas. No te digo que ahora la acepto, pero estoy más abierta.
Noticias: ¿Qué piensa de gurúes, como Ravi Shankar, que tienen gran convocatoria en el país?
May Queen: Sri no es tan conocido en India como acá. Allá hay uno que se llama Ran Deb y que empezó con un programa de televisión. Los indios retomaron el yoga, que era algo abandonado, gracias a él. A partir de eso se metió en política, hizo un áshram gigantesco, tiene una línea de productos Patanjalí, vende jeans y otras cosas. Eso es lo que pasa. Los gurúes empiezan bien, pero cuando se vuelve masiva la cosa se va todo al carajo. Tienen otras preocupaciones: qué hago con este poder, que hago con este dinero, aprovechemos. Hay que tener mucho ojo.

Daisy tuvo problemas de obesidad. Luego de someterse a una dieta baja en calorías perdió 37 kilos en 7 meses. Eso le disparó un hipotiroidismo que la llevó a recuperar 12 kilos en poco tiempo. Finalmente, con ayuda de profesionales, logró estabilizar su peso. Hace siete años sigue una dieta vegana y milita por la causa.

Noticias: ¿El cambio de alimentación tiene algo que ver con los problemas de peso que enfrentó en el pasado?
May Queen: Obvio, pero no sólo el hecho de haber pasado de vegetariana a vegana, sino que ahora también soy más consciente de lo que como. En el pueblo donde vivo es todo orgánico. Siguen una dieta equilibrada y súper sana. Me estabilicé con el peso. Ahora ni siquiera me cuido en el sentido de estar todo el día pesándome. Me siento bien y la ropa me sigue entrando. Estoy tranquila. 

Agustina Mussio

@Agustinamussio

 

2 comentarios de “Daisy May Queen: “Me liberé de la esclavitud del sexo””

  1. EVIDENTEMENTE EL YOGA Ó LA INDIA NO TRANQUILIZARON SU LIBIDO, LA MENOPAUSIA FUE ………….Y ELLA PENSO QUE FUE ALGO ESPIRITUAL…………….LA GENTE SE AUTOENGAÑA .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *