Arte / 18 de Julio de 2017

“Anish Kapoor”, recuerdos de vida y muerte

En Parque de la Memoria y “Georges Didi-Huberman”, en MUNTREF CAC.

Por

Anish Kapoor (India, 1954) y Georges Didi-Huberman (Francia, 1953) aportan nuevas apreciaciones sobre cuestiones de imagen e historia, mirada y memoria, apariencia y percepción. Protagonistas centrales de la cultura contemporánea, ambos estuvieron en Buenos Aires, ofrecieron disertaciones y contactaron con el público.
“Destierro” (Parque de la Memoria-Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado) despliega tres obras realizadas Anish Kapoor específicamente para este lugar, con enorme carga simbólica. Son unas de las pocas piezas del artista con alto contenido político; sus gestos solidarios son conocidos.

Kapoor creó el Memorial del Holocausto en una sinagoga londinense y las 70 velas conmemorando (Gran Bretaña, 2015) el 70° aniversario de la liberación de Auschwitz. Aquí, el conjunto conceptual enfatiza la condición de desarraigo, del exilio, hoy y siempre. El escultor vuelve a trabajar con pigmentos, luces y vibraciones para ofrecer sorprendentes sensaciones: encierro, angustia, exclusión, y más. Al ingresar a una suerte de container casi a oscuras y sonido imperceptible, el visitante se sentirá inundado por la “Ansiedad” ¿de una prisión? En “Imagine Blue”, un montículo de pigmento azul cambia y se vuelve negro por un veloz cambio de luces: ¿vemos lo que vemos? “Destierro” no necesita explicación, la excavadora azul sobre el pigmento rojo sangre remueve la tierra, (quizá) cadáveres. Producida por el Gobierno de la Ciudad, con estudio Kapoor, British Council, Embajada Reino Unido y Banco Ciudad, la exposición fue curada por Marcello Dantas; en Av. Costanera Norte Rafael Obligado 6745; gratis al 27/8.

“Sublevaciones” (Museo Universidad Nacional de Tres de Febrero-Centro de Arte Contemporáneo), el filósofo Didi-Huberman pregunta: “¿Qué nos subleva? Responde: “Una serie de fuerzas: psíquicas, corporales, sociales. Con ellas transformamos lo inmóvil en movimiento, el abatimiento en energía, la sumisión en rebeldía, la renuncia en alegría expansiva”. Fue pensada a la manera del “atlas” –2.000 imágenes de obras de arte, fragmentos, imágenes de prensa y la realidad, “reunidas en virtud de sus analogías”– de Aby Warburg (1866-1929). Aquí, 250 piezas condensan las semejanzas en cinco núcleos: Elementos (desencadenados), Gestos (intensos), Palabras (exclamadas), Conflictos (encendidos), Deseos (indestructibles).

Según la edad y el bagaje cultural del observador, las reacciones e interpretaciones serán distintas frente al conjunto. Pinturas, grabados, dibujos, fotos, películas, documentos de importantes autores repasan “emociones colectivas que conllevan movimientos de masas en lucha” de hoy de ayer (guerra Boer en Sudáfrica, guerra civil griega, Mayo francés, variadas protestas, Panteras Negras, la Pasionaria, espartaquistas en Berlín, y más). Estremecedora rareza: cuatro pequeñas imágenes (6×6 cm.) testimoniando el genocidio nazi tomadas por una víctima.

Organizada por Jeu de Paume (París) con MUNTREF; en Buenos Aires se incluyeron obras argentinas seleccionadas por Diana Wechsler (Cordobazo, desaparecidos, Semana Trágica). Av. Antártida Argentina, entrada Apostadero Naval; gratis, al 27/8.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *