Sociedad / 5 de octubre de 2017

Modelos imperfectas: desfilan con prótesis y por la inclusión

Una argentina fue furor en un desfile. Tendencia mundial.

Por

Nancy Roldán, la modelo argentina que se animó a desafiar a la moda.

Mientras la industria de la moda continúa el eterno debate sobre el cuerpo perfecto, cada vez hay más firmas y diseñadores de renombre que se animan a romper con los cánones de belleza establecidos. Y con ello, dar un mensaje más inclusivo y superador contra las dificultades que podría suponer una discapacidad motriz. Ese el caso de las modelos con prótesis, que en las últimas semanas acapararon la atención de las semanas de la moda en el mundo. Incluso en la Argentina, donde Nancy Roldán, una mujer de 39 años con una prótesis en la pierna derecha, se convirtió en la estrella del “Mendoza Fashion Week”.

Contracorriente. Fue un hecho inédito. Por primera vez en el país, una modelo con prótesis participa de un evento que reunió a las marcas nacionales más importantes. Roldán, que es guardaparques del Parque Aconcagua y practica montañismo, fue convocada por los organizadores de la semana de la moda de Mendoza para un desfile. Sin embargo, causó tanto furor que terminó participando durante el resto de los días que duró la jornada fashion. La morocha, que nació con una malformación congénita denominada agenecia femoral y acortamiento de tibia y peroné del miembro inferior derecho, decidió que su discapacidad no le significaría un límite y se animó a desafiar las reglas de la industria de la moda. “Desde que uso mi prótesis actual he caído en la cuenta de que la sociedad aún tiene cosas que seguir aprendiendo. Los modelos de belleza no representan a la mayoría de los individuos, por eso decidí meterme en este mundo cruel”, explica.

 

Lea también:
– El fenomeno “Doll face”: la nueva estética de las famosas

 

De esta manera, Roldán se suma a la nueva tendencia que viene pisando fuerte en Estados Unidos y Europa. Basta con ver los casos de la modelo y cantante Viktoria Modesta, que se hizo famosa por sus excéntricas prótesis de cristales Swarovsky y luces en su pierna izquierda. O el caso de la brasileña Paola Antonini, que es furor en Instagram, donde tiene más de un millón y medio de seguidores. Aunque a nivel internacional la joven que en el último tiempo comenzó a robarse todos los flashes es Kelly Knox. Lejos de que la noticia de la última semana de la moda en Londres fueran las nuevas colecciones de otoño-invierno 2017/2018, fue el nombre de esta británica la que acaparó los titulares. La modelo, que nació sin su antebrazo izquierdo e hizo una pasada para la marca “Teatum Jones”, saltó a la fama en el 2008 tras su paso por el reality “Britain’s Missing Top Model”. En el 2016, Knox fue nombrada celebridad del año por los “National Diversity Awards”, escaló en la fashion week de Nueva York y se convirtió en uno de los ejemplos de la lucha por la inclusión a nivel mundial. “Un buen modelo no puede ser definido por su discapacidad, su tamaño o su color de piel”, dijo Knox en una entrevista, y agregó: “Me di cuenta de que tenía talento, así que pensé que podría sobresalir y superar los prejuicios sobre la belleza”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *