Opinión / 14 de octubre de 2017

Las Estrellas: Flozmin y el culto de los fans

Una de las autoras de la exitosa tira de El Trece cuenta cómo la historia de Florencia y Jazmín interpeló a las audiencias.

Por

Según Betoldi, las fans son creativas. Crean canciones, carteles y también estampitas.

Una de las cosas que demoró mi decisión de convertirme en autora siendo actriz fue creer que iba a perder contacto con el público. Pensaba que sacaba mi cuerpo y que mi trabajo quedaría alejado de la gente. Cómo saber qué le pasaba al otro si yo no tenía contacto con ellos sobretodo si se trataba de televisión.

Con el advenimiento de las redes sociales la relación público-autor pasó de ser un despersonalizado número que nos dictaba el raiting para tener voz propia y presencia real.

Y así, mientras nuestros protagonistas se aman o se odian un fandom completo lo grita a la par. Nos alientan y nos abuchean arrobándonos en cada uno de las distintas situaciones que atraviesan nuestros personajes a lo largo de los episodios. Y vamos tomando confianza y nos proponen caminos y soluciones felices para nuestras historias que si les hiciéramos caso la novela terminaría al día siguiente con un happy end.

En Estrellas particularmente me pasó algo que no viví desde Ciega a Citas. Son muy activos los fans y altamente creativos. Nos dedican canciones, cuelgan pasacalles, nos arman videoclips con nuestras propias fotos, nos rezan y hasta nos convierten en estampita.

Pero hay algunos días que sucede algo especial que nos conmueve: aparecen las historias de vidas de la gente real que empatiza con nuestros personajes. Y se entremezclan las gracias con sentidas confesiones. Alguien que siente que si nosotros hablamos de su enfermedad lo alivia para sobrellevarla. Otras que se conmueven porque la historia de una pareja de mujeres las ayuda a poder confesarles a sus seres cercanos sus deseos y elecciones sin pudor.

Y cuando eso sucede todo sucede.

Y entonces sabemos que no hay mejor premio que comprobar que aportamos algo distinto desde nuestra escritura. Porque también esa misma escritura a nosotros nos modifica como personas. Yo no soy la misma después de vivir la vida de Virginia, Lucía, Carla, Flor y Miranda. Porque yo fui ellas en cada palabra y sentimiento. Fui escort, bígama, mujer acorazada , frontal y lesbiana. Como estoy también segura que Celeste, Marcela, Natalie, Violeta y Justina tampoco son las mismas después de haber sido Estrellas. Y nosotros no podríamos haber transitado todo este camino sin los otros alentándonos siempre a seguir.

*Guionista de Las Estrellas, canal Trece.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *