Economía, Política / 23 de octubre de 2017

El ‘voto Argenta’ apuntaló a Bullrich en los barrios pobres

El Gobierno repartió entre julio y septiembre un millón de créditos a beneficiarios de la asignación por hijo.

Por

Muchas causas explican la victoria de esta noche del candidato a senador de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich. Una de ellas, sólo una, se explica en lo que consultores del peronismo llamaron “voto Argenta”. Se trata de los préstamos que ha comenzado a otorgar la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) a los beneficiarios de la asignación universal por hijo (AUH) y que tiene como garantía la propia prestación social que fue creada en 2009 como piso mínimo de ingresos para el acceso a la alimentación básica.

La ANSES extendió los préstamos Argenta, que antes eran sólo para jubilados y pensionados, a los desempleados y trabajadores informales que cobran la AUH en julio pasado. Apenas dos meses y medio después ya habían sacado este crédito casi un millón de beneficiarios de la asignación: unas 978.774 personas.

Los incluidos en la AUH puede obtener por cada hijo un préstamo de 3.000 pesos a pagar en 12 cuotas, o bien, uno de 5.000 a devolver en 24. Como se pueden cobrar asignaciones por hasta cinco hijos, hay personas que han obtenido unos 25.000 pesos. La tasa de interés es del 24% anual, es decir, mucho más que las metas de inflación del Banco Central para 2018, del 8% al 12%, y para 2019, del 3,5% al 6,5%.

Trabajadores sociales de barrios populares de la provincia de Buenos Aires cuentan que muchos vecinos se entusiasmaron con la posibilidad de obtener el préstamo. “Gracias a Macri saqué 10.000 pesos para arreglarle los dientes a mi marido”, cuenta una beneficiaria de la AUH en el Bajo Boulogne. “Los créditos de ANSES son regalos, que te descuentan de los planes, que también son regalos”, reflexionaba otra mujer de Campana. Muchos de sus vecinos se endeudaron para arreglar las viviendas y sólo una sacó 15.000 pesos para armar un kiosco. Habrá que ver si lograr una rentabilidad tan alta para pagar el préstamo, algo que por ahora sólo se logra con colocaciones como las Letras del Banco Central (Lebac).

Rubén Lo Vuolo, economista que había acompañado a Elisa Carrió en sus inicios del ARI, criticó con dureza este plan de la ANSES en un reciente artículo publicado en el diario Clarín. “En lugar de aumentar los beneficios o ampliar estos programas (sociales), con los microcréditos se transforma a los ciudadanos en deudores y a los beneficios sociales en ‘garantías colaterales de pago’ de préstamos. Mientras aumentan los ingresos corrientes de hoy, se reducen los beneficios que se cobrarían en el futuro. Así se activa un mecanismo de transferencia de ingresos al interior de la propia clase trabajadora: los recursos acumulados con aportes, contribuciones e impuestos pagados por quienes están formalmente empleados, se ‘invierten’ para extraer rentabilidad financiera de los grupos laborales más precarios y de bajos ingresos. En síntesis, en lugar de pagar la abultada ‘deuda social’ distribuyendo más y mejores beneficios pagados con impuestos progresivos (por ejemplo, garantizando un ingreso ciudadano universal e incondicional), el Estado argentino promueve el endeudamiento ciudadano. Esta supuesta ‘inclusión financiera’ es un eufemismo que oculta el sostenido movimiento desde un Estado de Bienestar que buscaba proteger colectivamente a la población de los riesgos propios de la división del trabajo, hacia un Estado endeudado y que endeuda a la ciudadanía para que busque salidas individuales a sus necesidades humanas”, concluyó Lo Vuolo, actual director académico del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas (CIEPP).

Por lo pronto, Bullrich aumentó los votos entre las PASO y esta noche en municipios pobres como José C. Paz, Florencio Varela, Moreno, Berazategui, Almirante Brown o La Matanza. En José C. Paz y Varela subió del 22% al 28%. En Moreno, del 22% al 29%. En Berazategui, del 26% al 33%. En Brown, del 26% al 32% y en Matanza, del 24% al 30%.

 

Comentarios de “El ‘voto Argenta’ apuntaló a Bullrich en los barrios pobres”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *