Sociedad / 23 de octubre de 2017

“Manos en Acción”, la desafortunada casualidad de Ari Paluch

El conductor, que fue denunciado por una compañera por haberle tocado el trasero, es padrino de una fundación que lleva ese nombre.

Por

Parece una ironía del destino. Ari Paluch exhibiendo un cartel con unas manitos pintadas de un tímido azul que pregona: “Manos en acción”. Él, que ya puso manos en acción, y no precisamente en la gala de la fundación que lleva ese nombre, sino en el trasero de una compañera de trabajo, que terminó denunciándolo por acoso sexual.

Desafortunada casualidad.

Es que Paluch es un tipo muy activo con sus manos. Las pone a disposición para trabajar en un evento solidario, pero también para hacer un “give me five” -la versión cool del “choco los cinco”- con el que intentó explicar su perturbador manotón. “Quise hacerle un ‘guive me five’ y toqué sus caderas y su parte íntima”, se justificó Ari con una lógica que va en contra de la anatomía humana porque no hay cuerpo que resista semejante contorsionismo.

El valor que Paluch le da a las manos queda reflejado en sus declaraciones públicas, a propósito de la acción benéfica que realiza para los chicos pobres. “Dios nos ha dado una mano que termina de recibir y que inmediatamente está dando. No me propongo dejar una huella, tan solo administrar mi don al servicio”, dice, con afán altruista. De lo otro, en cambio, no se hace cargo.

Paluch es padrino de la fundación “Manos en acción” desde los inicios de la misma, en el 2010, y condujo varias de las galas benéficas en las que se recaudan fondos para ayudar a familias en situación de vulnerabilidad. Su mujer integra el comité asesor de esta ONG cercana al Gobierno, en particular, al ministerio de Desarrollo Social de Carolina Stanley.

Sin embargo, el fin de semana, el periodista fue acusado de poner “manos en acción” en circunstancias políticamente incorrectas. Una sonidista de la señal de noticias A24, Ariana Charrúa, lo denunció ante las autoridades del canal por haberle tocado el trasero. El conductor fue inmediatamente quitado del aire para la transmisión electoral, se le inició un sumario interno y, en la emisora, se evalúan los pasos a seguir. Él pidió disculpas públicas, atribuyó todo a un accidente y dijo que rezaría por los que lo habían difamado. Ahora necesitará muchas “manos en acción” para sacarse de encima este escándalo.

 

3 comentarios de ““Manos en Acción”, la desafortunada casualidad de Ari Paluch”

  1. Si fue la primera vez ella tendría que haberle parado el carro y punto. Están haciendo de esto un escándalo nacional. Paren un poco mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *