Política / 24 de octubre de 2017

De Vido, la cuenta regresiva: “El 25 duerme en Ezeiza”

El macrismo confía en sacarle los fueros. Hoy se reune la Comisión que busca un dictamen para una votación decisiva.

Por

El caso Maldonado fue el protagonista de la semana en cada uno de los despachos políticos, pero de ninguna manera fue excluyente. Mientras en los medios se debatían las múltiples hipótesis y la campaña de los candidatos se suspendía, en el Congreso se cocinaba la expulsión del ex ministro de Planificación, Julio De Vido.

El juez Luis Rodríguez pidió el “inmediato desafuero” del diputado K para su posterior detención por la causa de desfalco por más de 265 millones en el yacimiento carbonífero Río Turbio. Por eso en Cambiemos se pusieron a contar los porotos para saber si consiguen los votos. Y están confiados de que lo tienen contra las cuerdas: “El miércoles que viene duerme en Ezeiza, te lo juro”, le dijo un legislador a NOTICIAS.

Este martes 24 hay reunión de Comisión de Asuntos Constitucionales, dirigida por el diputado Pablo Tonelli, donde necesitan un dictamen de mayoría simple para llevarlo a una sesión especial en la Cámara, el miércoles 25. “En Comisión pasa por un tubo. Y en Diputados, por lo que estamos viendo, vamos a conseguir los dos tercios”, dice un legislador encargado del conteo.

Además, el jueves 19 el juez Claudio Bonadio procesó con prisión preventiva al ex funcionario K por irregularidades en las contrataciones de buques con gas natural licuado y mandó a detener a su mano derecha, Roberto Baratta. El derrotero de De Vido es imparable.

En Cambiemos saben que a la oposición se le acabaron las excusas. En el primer intento por desaforarlo, en julio de este año, habían aducido que no había orden judicial para hacerlo. Esta vez sí. Y son varios los opositores que ya mostraron sus cartas.

El presidente del PJ y vice de la Cámara, José Luis Gioja, indicó: “Si la Justicia lo pide, hay que hacerle caso”. Varios legisladores peronistas lo secundaron e, incluso, algunos kirchneristas le pidieron por lo bajo a De Vido que renunciara para no tener que darle el tiro de gracia. En los despachos amarillos cada una de esas declaraciones se festejaron como un gol.

Sólo una acción podría frenar el “festival De Vido”. El abogado del ex ministro, Maximiliano Rusconi, presentó una apelación para frenar el pedido de desafuero. NOTICIAS habló con un diputado y un asesor de Cambiemos momentos después de presentado el recurso. Todavía no lo sabían y la noticia les borró la sonrisa un momento: “No va a prosperar”, “no sé si es apelable”, dudaron. Finalmente se convencieron: “Hasta que no nos manden un oficio, nosotros avanzamos”. No están dispuestos a que nada, ni nadie, arruine el operativo.

Timing. “Es una típica imagen electoral de un país bananero”, dijo en declaraciones radiales Rusconi. El abogado se quejó por la celeridad con la que avanzó la causa, que comenzó hace menos de un año. Acostumbrados a la lentitud de otros procesos, el pedido de desafuero fue tomado por el kirchnerismo como un guiño de la Justicia al Gobierno. “Si Julio queda preso, jurídicamente sería un escándalo”, agregó su defensor. Y completó: “¿Cómo van a detenerlo sin haberlo escuchado en el ámbito de una indagatoria?”.

Pero en el Gobierno hicieron caso omiso a sus quejas. E incluso recordaron una declaración que el mismo Rusconi había hecho a NOTICIAS: “Si De Vido es culpable, Cristina también”, había asegurado. Y muchos ya se animan a imaginarlo.

Mientras tanto, preparan todo para lo que saben que será una de las imágenes más elocuentes de la caída del kirchnerismo. El ministro más importante de Cristina vestido con chaleco antibalas y casco de la Policía Federal. “El miércoles cena en Ezeiza”: así imaginan el final de la escena en los despachos de Cambiemos.

 

Comentarios de “De Vido, la cuenta regresiva: “El 25 duerme en Ezeiza””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *