Cultura / 5 de noviembre de 2017

Libros y divulgación: Lecturas en TV

Un nuevo programa de la Televisión Pública supera el desafío de entretener con cultura.

Por

Cómo combinar el gesto íntimo de la lectura con el alcance masivo de la televisión? La pregunta ha desvelado desde siempre a productores e intelectuales. ¿Hay algún modo de que los tiempos lentos y razonados del libro encajen en la vorágine liviana de las pantallas? “Bibliómanos”, el flamante programa que la Televisión Pública emite los sábados entre las 19 y las 20, propone una resolución creativa para este dilema.

Con una factura visual impecable y una edición dinámica, esta producción de Mulata Films le da una vuelta de tuerca original a los más tradicionales programas “de libros”. En la línea lúdica de “Ver para leer”, el ciclo que Juan Sasturain condujera en 2007 para Telefe, “Bibliómanos” propone una competencia de textos sobre un tema que cambia en cada emisión. Maximiliano Tomas y Eugenia Zicavo son los encargados de llevar adelante esta peculiar competencia literaria.

Tomas es un periodista cultural de amplia trayectoria, actual jefe de Cultura y Espectáculos de la agencia de noticias Telam. Zicavo es profesora en la UBA y la UNTREF y también conduce el programa “Libroteca” en el Canal de la Ciudad.

“El desafío de ‘Bibliómanos’ es contagiar el placer por la lectura de un modo no solemne – explica Zicavo-, en un medio que tiene códigos muy distintos al campo de la literatura y del periodismo cultural escrito”.

“No se puede hacer crítica literaria, algo eminentemente textual, en televisión -aporta Tomas-. Pero rechazo también la idea de que para hablar de libros hay que subestimar al televidente, disfrazarse o hacer concursos”.

Reglas

En el juego que propone “Bibliómanos”, Tomas y Zicavo compiten con libros. Cada uno elige 5 textos, de cualquier género (ensayo, novela, memorias, investigación periodística, por ejemplo), pero con la condición de que giren sobre un tema decidido de antemano. En el primer envío el tópico fue la guerra, pero en el futuro le tocará a los celos, el dinero, el sexo, el alcohol, las madres, la venganza, etc.
Distintas figuras del mundo editorial -libreros, escritores, críticos, editores- opinan sobre el tema y también sobre los libros elegidos por los conductores.

Un proceso de selección permite ir descartando títulos hasta que la contienda queda reducida a dos volúmenes. Un jurado invitado elige el texto ganador y su propietario se lleva los 10 libros en juego. En la primera emisión, Florencia Torrente eligió “Los Pichiciegos” de Rodolfo Fogwill como novela vencedora del tópico “guerra” y Eugenia Zicavo, que la había llevado al juego, se quedó con todos los títulos.

En el futuro, el rol de jurado será ocupado por otras figuras conocidas como Julieta Venegas, Emmanuel Horvilleur y Carolina Peleritti, entre otros.

“En ‘Bibliómanos’ la idea es acercar textos y autores a través de un juego y un formato novedoso -concluye Zicavo- sin sacralizar lo literario sino compartiendo el disfrute que tenemos por la lectura”.

Maximiliano Tomas y Eugenia Zicavo están al frente de “Bibliómanos”, los sábados de 19 a 20.

 

Comentarios de “Libros y divulgación: Lecturas en TV”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *