Mundo / 30 de enero de 2018

Una monja secuestrada por Al Qaeda le pide ayuda al Papa Francisco

Una nueva prueba de vida de la religiosa colombiana fue publicada; suplica al Sumo Pontífice que interceda por su vida.

Por

Captura de pantalla.

En medio del conflictivo Sahel, en el sur de Mali, secuestraron a Gloria Cecilia Narváez Argoti, una monja de 56 años. El hecho ocurrió a principios de febrero y en el video filmado por la rama local del Frente Al Nursa se puede ver en primer plano los ojos de la mujer mientras ruega: “Al papa le pido si está en su mano, que me ayude a encontrar la libertad”.

El video de un minuto ya golpeó fuerte a la Iglesia católica y, el mismo día de su difusión, Francisco envió a un experto del Vaticano para investigar los presuntos abusos cometidos por el obispo chileno Juan Barros, que resonaron con fuerte a lo largo de la última gira papal.

Mirá el video completo:

“ Hice una solicitud especial para el Papa Francisco cuando supe que estaba en Chile, en Sudamérica”, dice la monja Cecilia Narváez durante el video, que se especula fue filmado antes de Navidad y  difundido por la agencia de prensa mauritana Al Akhbar.

La filmación es la segunda prueba de vida que se publica y una práctica que resulta habitual para los grupos yihadistas que buscan una recompensa.

En septiembre, el gobierno colombiano declaró que trabaja con agencias de inteligencia, encabezadas por Francia, para destrabar la liberación. La religiosa Gloria Narváez forma parte de las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada y es acusada por Al Qaeda de “despojar a los musulmanes de Malí de sus creencias”, según se desprende del primer video publicado durante su cautiverio.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *