Economía / 16 de agosto de 2018

Los negocios actuales de las empresas del caso de los cuadernos

Negocios y corrupción. Las obras que hicieron con los K y las que están ejecutando con Macri.

Por

Entre los empresarios detenidos figuran un dueño de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra, y su empleado Jorge Neira. En 2015, su compañía terminó 257º en el ranking de las que más facturan de la Argentina, que elabora revista Mercado. En 2017 cayó al 436º, pero continúa construyendo gasoductos en Córdoba y represas de Santa Cruz que le concedió el kirchnerismo y que Mauricio Macri suspendería por el ajuste fiscal. Fue la segunda constructora con más obras K, según un polémico ranking que elaboró Julio De Vido. Primera estaba Techint, que afirma haber construido un cuarto de lo que dijo De Vido. Otro encarcelado es Armado Losón, dueño de Albanesi, compañía de electricidad y gas que en 2015 se ubicó 131º en el ranking general y primera en transporte y distribución de gas. Con Macri, tarifazos mediante, llegó al 88º. El preso Javier Sánchez Caballero trabajó primero para Franco Macri y después para Angelo Calcaterra, el sobrino del patriarca que le compró Iecsa en eternas cuotas. Iecsa fue la tercera constructora más contratada por los K. Su obra emblemática fue el soterramiento del ferrocarril Sarmiento, que la Justicia investiga por las coimas que confesó Odebrecht, socia de Iecsa.

El prófugo Juan Goycoechea era ejecutivo de la española Isolux, que llegó al país con los K y fue 15º entre sus constructoras preferidas. Edificó la eléctrica de Río Turbio –por la que apresarona De Vido–, otras centrales, hospitales y rutas. Con Macri también fue de las más ganadoras –según el ranking que elaboró NOTICIAS– hasta que en 2017 estalló su crisis en España. El detenido Carlos Wagner, ex jefe de la Cámara de la Construcción, es dueño de Esuco, séptima contratista en la era K. Con Macri sigue entre las líderes.También fue apresado Francisco Valenti, director de Impsa, metalúrgica que era de Enrique Pescarmona. Los K facilitaron el desembarco de Impsa en Venezuela. El arrestado Carlos Mundin es dueño de BTU, sigla que apareció en el caso Skanska. En otra causa de Odebrecht, la Justicia analiza a BTU como contratista de la brasileña. Constructoras la denunciaron porque Macri le otorgó de manera supuestamente irregular obras ferroviarias.

Además fueron allanadas Techint (de Paolo Rocca), Corporación América (de Eduardo Eurnekian), Supercemento (de Carola von Waldenfels y Lucca Astolfoni), UCSA (de Manuel Santos Uribelarrea), Roggio y Taselli. Techint, investigada por sobornos en Brasil, hizo que con los K sólo un tramo del Gasoducto del Nordeste, la ampliación de la nuclear Atucha II y rutas. Con Macri ha vuelto a figurar entre las primeras. Eurnekian figuraba cuarto con los K, con rutas, gasoductos, obras hídricas y el Ministerio de Ciencia. Sigue entre los líderes con Cambiemos. Supercemento estaba 14ª en la era K, con obras como la planta de AYSA investigada por el caso Odebrecht. Con Macri es la segunda contratista. UCSA figura primera. En 2010, Uribelarrea fundó la empresa y ganó dos obras de Enarsa con los K. Roggio quedó 11º en el ranking K, con obras como la de AYSA, por la que fue procesado su dueño, Aldo Roggio. Sigue entre las líderes con Macri. La empresa de Sergio Taselli es diferente: dueño de Aceros Zapla, los K le quitaron trenes, pero la incluyeron en la exportación de maquinaria agrícola a Venezuela.