Política / 9 de febrero de 2013

Cómo es el hotel donde paró Flor K en París

Por

Quizá por los conocimientos hoteleros de su prima Romina Mercado, integrante del directorio del hotel Alto Calafate -propiedad de los Kirchner-, Florencia eligió para pasar la estadía en París el exclusivo hotel boutique De Buci, un cuatro estrellas ubicado en el barrio Saint-Germain-des-Prés en el número 22 de la rue de Buci.

El hotel De Buci está ubicado en una zona privilegiada. A cinco cuadras de la Île de la Cité, una pequeña isla cercada por el río Sena sobre la que se erige la famosa catedral de Notre Dame.

Cerca del hotel también están los famosos jardines de Luxemburgo, y los museos de Orsay y Louvre. La Torre Eiffel está un poco lejos, pero se puede llegar caminando por la vera del río Sena. Florencia no se perdió de ver la famosa construcción que es un ícono de París. Además, el hotel está a cien metros de la plaza Saint-Germain-des-Prés, donde se encuentran dos referentes de la vida bohemia e intelectual de París. El café Les Deux Magots y el Café de Flore, que era el preferido de Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir. Frente al lugar está la Brasserie Lipp, un clásico restaurante de la clase política y los intelectuales franceses.

El De Buci es un hotel antiguo pero remodelado que mantiene el estilo del siglo XVIII. Es considerado un exponente entre los “bo-bos”, como llaman a la mezcla de burgueses y bohemios en Francia. Casi todos son izquierdistas de buen pasar.

La decoración del De Buci tiene la mezcla justa entre tradición y modernidad. Hay amplios sillones de estilo francés, modernos televisores LED, cuadros clásicos y lámparas antiguas.

El hotel tiene siete categorías de habitaciones, cada una con distintos nombres. La más sencilla es la Budoir que da a un pequeño patio interno y respeta la arquitecura y el diseño del siglo XVIII. Una noche allí cuesta 360 euros. La Contemporánea es más moderna y amplia, y su precio es de 400 euros. La Maitre tiene unas cortinas de terciopelo turquesa y cuesta 450 euros. La suite Condé Bourbon cuenta con un pequeño living separado y sale 500 euros. La suite Madame Pompadour llega a los 550 euros y se define como una habitación “abuhardillada” con un salón separado. La suite Lafayette es amplia, está decorada con muebles estilo Luis XV y su costo es de 550 euros. La más exclusiva es la Grande Suite du Maine ubicada en el tercer piso y decorada con tela de Jouy. Cuesta 1000 euros. Tiene 52 metros cuadrados, un living y dos baños. Los turistas que reservan una habitación pueden agregar por 70 euros extra una botella del exclusivo champagne francés Veuve Clicquot Ponsardin para brindar en la habitación u ordenar en el cuarto alguno de los platos del célebre restaurante Chai de L’Abbaye, ubicado a pocos metros del lugar.