Política / 3 de octubre de 2013

Fernando Espinoza, ¿el nuevo converso K?

Por

Sergio Massa no tenía problema en abrirse la camisa y mostrar su pecho. Quería dejarles en claro a todos que la agresión sufrida el domingo 22 no fue un capítulo más de una campaña mediática. “Mirá, mirá”, desafiaba el intendente de Tigre a quien le preguntara por el incidente que interrumpió una caravana en el corazón de La Matanza. Se dejaba ver la marca de la tuerca que le tiraron con una gomera y que impactó de lleno en su pecho.

Poco después de la emboscada, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, rompió con el manual kirchnersita y se comunicó con su par de Tigre. Quería hacerle llegar su repudio a las agresiones. Massa fue receptivo y le tendió un puente pensando en el 2015: le prometió que la causa no iba a escalar hacia los responsables políticos del municipio. Por lo bajo, Espinoza le dejó entrever que en octubre dejará el kirchnerismo.

Está molesto porque consideraba que era mejor candidato que Martín Insaurralde. En el kirchnerismo ya lo miran con recelo y dicen que engrosa la lista de “monotributistas de la política”, integrada por aquellos que son incapaces de pensar en un proyecto colectivo.