Menú
Sociedad / 29 de agosto de 2015

Crimen del country: los cinco millones de pesos fatales

El abogado de Claudia Schaefer ya había pedido un embargo de los bienes de Fernando Farré por la desaparición del monto de la indemnización que había cobrado el asesino.

Por

Crimen del country
Fernando Farré y Claudia Schaefer.

La obsesión de Fernando Farré era el dinero. Se sacaba cada vez que se refería a su esposa. A todos sus allegados les hacía saber que no estaba dispuesto a darle nada de lo que había logrado con su dinero. Pero sus maniobras no fueron suficiente ni eficaces. El abogado de Claudia Schaefer descubrió el movimiento de la mitad de la indemnización que el asesino había cobrado y actuó: pidió el embargo de los bienes del empresario. Y Farré se sacó.

Esta semana, NOTICIAS adelantó lo que fue el principal móvil del crimen: 5 millones de pesos que Farré se negaba a compartir con su mujer, con quién estaba en pleno curso de divorcio. A esto se le suma este nuevo dato que fortalece aún más el motivo del asesinato. Sucede que, días antes del fatal viernes 21, el abogado de la víctima, el doctor José Cárdenas, detectó el movimiento que el empresario había realizado con parte del dinero que había cobrado, le informó a Schaefer y juntos tomaron la decisión de presentar un pedido de embargo contra Farré.

El empresario llegó a la casa del country Martindale sabiendo que ese pedido estaba en curso. Allí se encontró con su esposa, quién iba a retirar algunas pertenencias. En el lugar estaban la pareja, los abogados de ambas partes y la madre de Farré, Antonieta. Ocho minutos alcanzaron para que el empresario encerrara a su esposa en el vestidor, cuando los letrados salieron a hablar afuera de la casa, y la asesinara a cuchilladas.

Farré pasa sus horas detenido en el pabellón 11 de la alcaldía III de La Plata, junto a otros 20 presos. Su primer abogado intentó acusar “emoción violenta”, pero luego de hacer la inspección ocular a la escena del crimen, renunció a la defensa. La nueva defensa, asumida por Adrián Tenca, intentará demostrar que el empresario es “inimputable. Algo improbable para la fiscal Carolina Carballido Catalayud, de la UFI especial de Violencia de Género de Pilar, quien asegura: “Sostengo que hubo dolo (intención de matar)”.

Seguí a Pablo en Twitter: @TotoBerisso