Política / 23 de octubre de 2016

La campaña de Scioli sin Karina Rabolini

Por

La elección perdida por el Frente para la Victoria no fue el único disgusto para Daniel Osvaldo Scioli en el 2015. Su relación con su pareja Karina Rabolini estuvo a punto de quebrarse otra vez, aunque ahora están nuevamente juntos en su casa de Villa La Ñata, según aseguran sus allegados. Tras el fracaso político, la empresaria se tomó un tiempo para viajar, primero a una feria de ópticos en Estados Unidos y luego a Mónaco, donde visitó a su amigo Bruno Barbier, ex pareja de Juliana Awada. En el aeropuerto de Roma, fue fotografiada en una de las últimas imágenes que se publicó. Desde su vuelta al país evita aparecer en eventos y actos públicos. “Está dedicada a full a su empresa de productos de moda”, dicen en su entorno, en referencia a BA Frames Factory SA, que queda en Benavidez, a diez minutos de su casa. Para Rabolini la política es cosa del pasado, al menos así se lo hace saber a los pocos amigos con los que se sigue juntando, ya que otros aseguran que no la volvieron a ver. “No va a hacer campaña en el 2017, más allá de lo que decida Daniel”, confiesa una fuente del equipo del ex gobernador. Scioli y Rabolini se casaron en 1991 y se divorciaron en 1998, tras la aparición de Lorena, hija extramatrimonial del político. Retomaron la relación en el 2001, pero luego de la elección “hubo muchos chispazos”, según cuentan en su entorno. Ahora, cuando la amargura política va quedando atrás, vuelven a convivir en La Ñata.