Sociedad / 13 de marzo de 2017

Adopción gay: los casos de los famosos que buscan un hijo

Flavio Mendoza, Roberto Piazza, José María Muscari y Pepe Cibrián cuentan las trabas con las que tienen que lidiar para lograr ser padres.

Por

José María Muscari.

Consultado sobre su paternidad, Flavio Mendoza expresó: “¡Estoy esperando que me llamen y me den la noticia! Pero el coreógrafo no hacía referencia a un juzgado, sino a la mujer que lleva en el vientre al hijo del actor. Es que el bailarín eligió la inseminación artificial para ser padre porque, según él, en una entrevistas de adopción, una señora lo incomodó y lo hizo desistir de ese método. “Me hacía preguntas del tipo: ¿Para qué querés tener un hijo vos?, ¿con quién va a dormir? Más allá de las preguntas no me gustó la forma en la que las hacía y noté que me miraba como si yo quisiera un hijo para otra cosa”, señalaba Mendoza.

Una experiencia similar es la que el diseñador Roberto Piazza recuerda. “Cuando quise adoptar, pasó lo que pasó en la mesa de Mirtha Legrand, cuando ella me planteó si los gays éramos peligrosos y podíamos abusar de un niño, imaginate, fue una pregunta destructiva para mí”.

Existen otros casos como el del director José María Muscari que, si bien sabe que el camino de la adopción es difícil, no pierde la fe. “La persona que me atendió fue muy clara y concreta y, te diría que de un modo amoroso, me dijo que había una gran demanda de familias para la cantidad de niños en estado de adoptabilidad y que al ser un hombre solo, quedaba en el último lugar para adoptar”.

Para el director teatral Pepe Cibrián, el paso del tiempo cambió su historia. “Mi intención de adoptar fue desde que nos conocemos con Santiago hace 16 años. Nos habían hecho una evaluación maravillosa, pero a los dos días nos llamaron y nos dijeron que no podían apoyar esto porque lo ideal era tener una mamá y un papá. ¡Ay, las cosas que dije a esta mujer!”, explica, mientras agrega: “Cuando ya nos ofrecieron tenía 65 años y yo sentí que ya no estaba en edad”.