Política / 20 de agosto de 2017

El Interior, pintado de amarillo: los nuevos protagonistas del PRO

Cambiemos consiguió victorias en distritos clave. La estrategia de la polarización y los políticos que piden pista en las provincias.

Por

Baldassi, ganador en Córdoba.

Punto para Durán Barba. La estrategia de la polarización entre Cambiemos y la ex presidenta Cristina Kirchner (muy discutida incluso dentro del mundo PRO) terminó dándole la razón al gurú ecuatoriano, una vez más. Lo explican, incluso, en el interior del país: “Ibas a los barrios a hacer campaña y la gente te decía que votaba en contra de Cristina, no había forma de explicarles que la ex presidenta no era candidata acá”, dice un militante peronista del gobierno cordobés, donde el ex árbitro de fútbol Héctor Baldassi sacó 16 puntos de diferencia, relegando al candidato del gobernador Juan Carlos Schiaretti.

En total, Cambiemos resultó vencedor en 11 provincias. Nacionalizar la campaña sirvió para agitar el fantasma del kirchnerismo y salir airoso del plebiscito al que debió someterse. “La gente se cansó del pasado, de los aparatos políticos y votó por lo nuevo. Por gente que sale a la calle a hablar con ellos como hacemos nosotros”, le dijo a NOTICIAS Baldassi. Y agregó: “Eso sí, todavía estoy esperando que alguien de la oposición me llame para felicitarme”.

Además de Córdoba, Cambiemos quedó primero en Jujuy, Corrientes, Entre Ríos, San Luis, Mendoza, La Pampa, Neuquén, Santa Cruz y la provincia de Buenos Aires (aunque aquí el conteo no está finalizado y el kirchnerismo todavía le disputa el primer lugar).
En Santa Fe sucedió algo extraño: tras las primeras mesas escrutadas y ante una amplia diferencia de votos entre “Niky” Cantard (el candidato de Cambiemos) y el ex ministro K Agustín Rossi, en el búnker amarillo se festejó la victoria. Incluso recibieron la felicitación del presidente Mauricio Macri desde Capital Federal. Sin embargo, muy tarde por la madrugada, el PJ consiguió darle vuelta la elección, para terminar menos de un punto arriba.
Protagonistas. De todas las provincias que el presidente Macri visitó durante la campaña, Santa Fe es la única donde no logró alzarse con la victoria. En Corrientes, Jujuy, Buenos Aires y Córdoba el resultado fue el anhelado.

En San Luis, la provincia de los Rodríguez Saá, Claudio Poggi, de Cambiemos, logró ponerle un primer freno a la hegemonía familiar: “La gente está perdiendo el miedo. Eso es muy bueno”, le dice el candidato a NOTICIAS. Desde su espacio se preparan para hacerle frente a una campaña despiadada hasta octubre. Carlos Verna, muy enfrentado con el gobierno nacional, también sufrió el vendaval PRO. En La Pampa, el joven Martín Maquieyra (de 28 años) le sacó más de 10 puntos de ventaja al candidato del gobernador.

En la otrora ultra K Santa Cruz, Eduardo Costa volvió a evidenciar el descontento de la gente con la ex familia presidencial. Cambiemos se impuso por 16 puntos sobre el Frente para la Victoria.
Claudia Najul, en Mendoza; Mario Fiad, en Jujuy; Atilio Benedetti, en Entre Ríos; Estela Regidor, en Corrientes, y David Schlereth, en Neuquén, son las nuevas estrellas de Cambiemos en el interior.
Quedan dos meses hasta la final de octubre. El macrismo quiere teñir de amarillo las tierras de los caudillos. Ya lo consiguieron en medio país.