Política / 8 de octubre de 2018

Sintonía entre el Pro y el evangelismo

Los pastores evangelistas son entendidos como un actor político más y con mucha llegada en todo el país. ¿Cómo se identifican con el discurso del partido del presidente?

Por

Foto: Marcelo Silvestro

A pesar de que ahora es más visible, el evangelismo está presente en Argentina desde hace décadas. “Estamos incluso de antes que se sancionara la Constitución”, se jacta un pastor. Sin embargo, hace relativamente poco que lograron sacarse de encima el concepto de secta. “Hasta la década del ’90 eran estigmatizados, en gran parte, por la Iglesia Católica”, contó a NOTICIAS el doctor en Ciencias Sociales e investigador del Conicet, Marcos Carbonelli.

(Lea también: Influir en nombre de Dios: el crecimiento de los evangélicos en Argentina)

Según el especialista, esa mirada hacia el evangelismo fue cambiando y ahora son entendidos como un actor político más y con mucha llegada en todo el país. “Los políticos también se dieron cuenta de esta presencia y comenzaron a tender lazos de acercamiento”, comentó.

El investigador, autor de “Evangélicos y partidos políticos en Argentina”, explicó además que pueden rastrearse dos vertientes del pentecostalismo en Argentina. Una, que creció mucho a principios de la década del ’90 en los barrios más humildes y pequeñas iglesias, “con un fuerte parentesco con las ideas peronistas” y otra, que apunta a un perfil socioeconómico más alto. “Que se emparenta más con los discursos de centro derecha incluso en su estética, lenguaje y cosmovisión. Y que podría indentificarse con el discurso del PRO”, analiza Carbonelli.

Pastores brasileños. “Los brasileños de la Iglesia Universal son otra cosa. No son parte de la estructura de la Iglesia Evangélica en Argentina”, explica el presidente de la Federación de Consejos de Pastores de la Provincia de Buenos Aires, Juan Zuccarelli. Los religiosos integrantes de la Iglesia Universal, los mismos que hablan en un raro portuñol por TV, son vistos por los evangélicos argentinos como “otra cosa”: “Lo de ellos es más un negocio, como una multinacional”, explican.

(Lea también: El aliado del Papa armó un acto con gremios y se metió en la interna de Cambiemos)

Los evangélicos del país buscan despegarse de la congregación creada por Edir Macedo ya que sobre ésta pesan muchas sospechas y dudas. Desde presuntos vínculos con redes ilegales hasta la compra de un canal de TV en Brasil, las acciones de la Iglesia Universal suelen generar suspicacias.

“Cada vez que termina una ceremonia, viene un camión de caudales a llevarse el dinero del diezmo”, explican fuentes que conocen sobre el accionar de esta congregación.